Hacen vigilia en Kansas por dreamers presos

WICHITA, Kansas, EE.UU. (AP) — Nueve activistas inmigrantes detenidos en Arizona después de exigir su reingreso desde México por razones humanitarias están en huelga de hambre para pedir su liberación, dijeron el viernes simpatizantes y familiares.

Algunas de las personas que piden la libertad de los jóvenes son las hermanas de Claudia Amaro, de 37 años, miembro del grupo conocido como el "Dream 9" que fue detenido el lunes. Su familia habló en una conferencia de prensa y vigilia de oración el viernes en Wichita organizada por el grupo activista Sunflower Community Action.

Amaro fue llevada sin autorización a Estados Unidos cuando era niña después de que su padre y su tío fueron asesinados en México, dijeron sus familiares. Vivió en Estados Unidos por más de 20 años, pero regresó a México hace seis años con su hijo nacido en territorio estadounidense tras la deportación de su esposo.

Su marido fue deportado tras declararse culpable de utilizar una tarjeta de seguridad social falsa. Amaro había sido acusada de representarse a sí misma falsamente como ciudadana estadounidense, pero los fiscales desecharon el caso.

Su hermana de 31 años, Angélica Amaro, dijo a los periodistas el viernes que debido a su propio miedo a ser deportada se ha mantenido en silencio.

"Hasta ahora ese miedo ha sido mayor que el miedo a hablar de la injusticia que enfrentan los inmigrantes en este país. Pero no más," dijo. "Mi hermana también tomó la difícil decisión. Estoy orgullosa de ella y de su elección... Ella ha optado por poner su cuerpo en la línea para proteger a su familia, para proteger a su hijo y para proteger a la justicia".

Claudia Amaro fue arrestada el lunes cuando ella y otros activistas que fueron traídos a Estados Unidos ilegalmente cuando eran niños y más tarde regresaron a México organizaron un retorno muy publicitado a territorio estadounidense en Nogales, Arizona. Los activistas fueron detenidos tras presentar solicitudes de clemencia por razones humanitarias.

Algunos de los activistas estaban con la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes. Mohammad Abbollahi, un organizador de la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes, dijo en una entrevista telefónica el viernes que los activistas detenidos iniciaron una huelga de hambre a las 2 de la tarde del jueves para pedir su liberación. Dijo que los miembros del grupo han sido amenazados con ser incomunicados si omiten otra comida.

Amber Cargile, vocera de Inmigración y Aduanas, dijo que la agencia está limitada para proporcionar detalles sobre los casos particulares por cuestiones de privacidad, pero dijo que estaba trabajando para conseguir más información.

Otra de las hermanas de Claudia Amaro, Brenda Amaro de 34 años, relató a los periodistas las dificultades que la familia de su hermana encontró a su regreso a México, un país que apenas recordaba, hace seis años. El hijo de la pareja, de 13 años, que ahora vive con su abuela en Arizona, fue maltratado por sus compañeros en México porque hablaba con acento estadounidense. Su esposo, Yamil Yaujar, fue secuestrado por miembros de una pandilla que lo retuvieron hasta que la familia pudo pagar su rescate, dijo su hermana.

Brenda Amaro dijo que su hermana no tenía "nada que perder" cuando se unió a la protesta en Nogales.

"Ella se unió a ellos para exponer el hecho de que no tiene país, para exponer las duras políticas de deportación del gobierno estadounidense. Ella se les unió para exponer las duras condiciones en los centros de detención", dijo Brenda Amaro. "Está haciendo esto no sólo para ella y su familia, sino para los 11 millones de inmigrantes indocumentados en este país".

El marido de Claudia Amaro fue deportado tras declararse culpable en 2005 de hacer mal uso de un número de seguridad social y por falsedad de declaración, según documentos judiciales. Admitió que la pareja abrió una cuenta corriente con un número falso de seguridad social, y también reconoció usar un número de seguridad social falso en declaraciones de impuestos y en un caso de bancarrota desencadenado por un procedimiento de ejecución hipotecaria de su casa.

El caso en contra de su esposa, quien en ese momento usaba su nombre de casada de Claudia A. Yaujar, fue descartado sin prejuicios, lo que significa que podría ser presentado de nuevo. Los registros legales no aclaran si ella también fue deportada.

Los fiscales federales dijeron en su momento que tenían una investigación en curso y que anticipaban presentar cargos adicionales en su contra en el futuro.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK