"Hasta nos deben, si hacemos cuentas"

·4  min de lectura

Luego de que gobernadores agrupados en la Alianza Federalista le tomaron la palabra al presidente Andrés Manuel López Obrador para consultar a su población si sus entidades se mantienen dentro del pacto federal, el Ejecutivo federal aseguró que la distribución del presupuesto se distribuye con base a una formula y no a capricho y señaló que no se le debe nada, y que incluso "hasta nos deben, si hacemos cuentas".

En conferencia de prensa, el mandatario señaló que hay estados que no han pagado sus impuestos y manifestó que si hay gobernadores que sostienen que se le debe a sus entidades, que presenten pruebas.

"Si aclarar, para que no vayan a estar diciendo que no les entregamos recursos. No les debemos nada y se entregan todos los recursos que por ley les corresponde, y si tienen pruebas de que no se les han entregado los recursos que las muestren. Les diría que hasta nos deben si hacemos cuentas. En algunos casos que no han pagado impuestos en muchos casos", dijo.

- "¿Los de la Alianza Federalista están ahí?", se le cuestionó.

-"Seguramente, pero no se trata de decir 'ahora me vas a pagar', no, es aclarar, de aquí para allá, decir no debemos absolutamente para que no vaya a suceder lo que sucedió en Chihuahua de que se enrollaron en la bandera de la defensa del agua, y nos metieron en un conflicto", dijo.

El presidente López Obrador señalo que para salirse del pacto fiscal se debe de reformar la Constitución.

"Explico esto para que no haya manipulación, y sostuve que se tendría que llevar a cabo una reforma constitucional para cambiar la fórmula de la distribución del presupuesto porque hay estados que solicitan más recursos y esos recursos pues son los que se entregan a otros estados, porque el presupuesto federal no se distribuye a capricho. Existe una formula, en donde a las entidades federativas se les entrega un monto anual de acuerdo a la población, de acuerdo a la pobreza, y a otros parámetros, eso está convenido, aceptado y obedece a un mandato constitucional".

El presidente recalcó que el dinero que corresponde a la Federación no se les entregará a los gobiernos de los estados.

"Eso sí que quede claro, a los gobiernos de los estados y no por desconfianza ni por precaución, sino porque hemos decido entregar los apoyos de manera directa a la gente, no queremos intermediarios".

Señaló que el presupuesto que la Federación entrega a los estados, ellos lo pueden aplicar en la manera en que lo consideren correcto, pues son estados libres y soberanos.

"Eso no nos corresponde a nosotros, además es un asunto de fondo. ¿Cómo les vamos entregar lo que corresponde al gobierno federal a los estados?

"Muchos de estos estados están gobernador por quienes no aprobaron que se dieran pensiones a adultos mayores, partidos que votaron en contra que se entregaron las pensiones a adultos mayores, votaron en contra de que se le diera pensiones a niños con discapacidad, de entregar a becas a familias de escasos recursos, que votaron en contra de la atención médica y medicamentos fueron gratuitos, a ellos eso no les parece, a eso le llaman 'populismo', 'paternalismo', porque se piensa que hay que ayudar a los de arriba, que el pueblo no cuenta, entonces no vamos a entregar recursos a los que siempre han negado a los que siempre se han aprovechado del presupuesto público que es dinero de todo".

En Palacio Nacional, el mandatario señaló que si los gobernadores de la Alianza Federalista desean realizar la consulta para preguntar a sus ciudadanos si se salen del pacto fiscal –lo cual consideró como muy bueno- la gente debe conocer toda la información.

"Que no se engañe, porque dicen 'los recortes nos afectan', ¿en qué les afectan? Si los recortes los está haciendo el gobierno federal y aplican para los gastos del gobierno federal. Aquí en la Presidencia se gastaban 3 mil 600 millones de pesos, como ya no hay Estado Mayor Presidencial, y que no se utilizan los aviones, helicópteros, estamos ejerciendo ahora no 3 mil 600 millones, sino 600 millones, estamos ahorrando 3 mil millones, pero esto no se hace en ningún estado, o no se obliga de que hagan lo mismo".

"Esto es por convicción, si los gobernadores siguen utilizando aparatos de protección y aviones privados, pues eso es otro asunto, pero no se les obliga a que haya austeridad en los estados", dijo.