"Hablemos", dice la OMS ante aumento del 18 por ciento en niveles de depresión en una década

Por Kate Kelland
La directora general de la OMS, Margaret Chan, en una conferencia de prensa en Seúl, Corea del Sur. 18 de junio 2015.La depresión es la principal causa de mala salud y discapacidad en todo el mundo en la actualidad, afirmó la Organización Mundial de la Salud (OMS) el jueves, con más de 300 millones de personas afectadas. REUTERS/Kim Hong-Ji/File Photo - RTSP4HZ

Por Kate Kelland

LONDRES (Reuters) - La depresión es la principal causa de mala salud y discapacidad en todo el mundo en la actualidad, afirmó la Organización Mundial de la Salud (OMS) el jueves, con más de 300 millones de personas afectadas.

Los niveles de depresión han aumentado en más de un 18 por ciento desde 2005, pero la falta de apoyo a la salud mental junto con un miedo común a quedar estigmatizado significa que muchos no reciben el tratamiento que necesitan para disfrutar de una vida saludable y productiva.

"Estas nuevas cifras son un llamado de atención para que todos los países repiensen cómo abordan la salud mental y la traten con la urgencia que merece", dijo en un comunicado Margaret Chan, directora general de la OMS.

La OMS está liderando una campaña de salud mental para combatir el estigma y las ideas equivocadas, bajo el nombre de "Depresión: hablemos".

"Para algunos que viven con depresión, hablar con una persona en la que confían suele ser el primer paso hacia el tratamiento y la recuperación", comentó Shekhar Saxena, director del Departamento de Salud Mental de la OMS.

La depresión es una enfermedad mental común caracterizada por una tristeza persistente, pérdida de interés y una falta de capacidad para realizar las actividades diarias y el trabajo. Afecta a unas 322 millones de personas en todo el mundo.

Asimismo, aumenta el riesgo de contraer importantes enfermedades y desórdenes como adicciones, comportamiento suicida, diabetes y condiciones cardiacas, que ya de por sí son algunas de las más letales a nivel global.

La OMS expresó su preocupación porque en muchos países hay poca o ninguna ayuda para la gente con desórdenes de salud mental y dijo que solo alrededor de la mitad de las personas con depresión consigue tratamiento en las naciones más ricas.