Habló Norma, la abuela ferretera de Lanús que se hizo viral por los 70 años de su local: “Me crié acá adentro”

·5  min de lectura
Norma Tosatto mantiene en pie una ferretería que se fundó hace 70 años en Lanús
Captura de Twitter

En medio de las crisis económicas que transcurrieron en el país a lo largo de varias décadas, hay una mujer que siguió adelante y que se convirtió en un verdadero ejemplo de motivación. Se trata de Norma Tosatto, una vecina de Lanús que mantuvo en pie a su ferretería por 70 años y que se volvió viral en los últimos días por el festejo que realizó por el aniversario del local. “Nunca pensé en tal repercusión”, admitió en diálogo con LA NACION.

Mostró cómo capta la atención de sus alumnos con el jingle de Marolio y el dueño de la marca le respondió

“Mi abuela puso cartelitos y compró champagne porque hoy hace 70 años abrió su ferretería”, fue el mensaje que escribió Agustina Kraus, su nieta, en su cuenta de Twitter. En ese medio, anunció la celebración del septuagésimo aniversario del local de su abuela, junto a diversas imágenes en las que se vio a la mujer mientras sostenía un peculiar cartel que decía: “El 1° de mayo este negocio cumple 70 años. ¡Vení a tomar copita de champagne!”. El tuit derivó en cientos de visitas al comercio y hasta regalos para su propietaria, que se emocionó por tanto cariño que recibió.

La foto que acompañó el tuit de Agustina: Norma festejando y con una sonrisa tras cumplir 70 años en su Ferretería
Captura de Twitter


La foto que acompañó el tuit de Agustina: Norma festejando y con una sonrisa tras cumplir 70 años en su Ferretería (Captura de Twitter/)

En declaraciones a este medio, Norma recordó los inicios de la ferretería y aseguró que todo el tiempo que perduró fue gracias a la excelente unión familiar. “Mi papá y mi mamá fueron los primeros en venir a Lanús. Hace 76 años que yo vivo acá. Cuando llegaron no había nada: solamente campo, y había dos o tres casas desparramadas”, recordó.

En el año 1946, sus padres construyeron su propio hogar, y el 2 de mayo de 1952 fundaron el negocio familiar del que tanto se habla en la actualidad: “Ferretería Norma”. A lo largo de estos años, estuvieron al frente del local su madre, su padre y su hermano, pero fallecieron y ella mantuvo las riendas. “Todavía está abierto. Sigo adelante, me levanto y abro todos los días temprano”, sostuvo.

Bicibús: la original iniciativa de un maestro jubilado para que los chicos vayan a la escuela en bicicleta

Para Norma, la ferretería es una de sus prioridades y no hay día que no abra: “domingos, feriados y en todas las estaciones del año”. Asimismo, considera que su familia es su pilar y que gracias a ellos mantiene su mejor energía. “Están pendientes en cada minuto, pero también tienen otras prioridades. Si bien estudian y siguen profesiones diferentes, como arquitectura y psicología, siempre están al lado mío. Constantemente me dan una mano. Sin ellos, nada”, relató con gran emoción.

Entre los momentos que guarda en su corazón, rememora el instante en el que conoció a su marido, que falleció hace varios años atrás. “Yo estaba armando la vidriera, tenía 16 años. Justo en el momento que exponía la mercadería, él pasó, me observó y comenzó a pasar más seguido para conocerme. Después nos pusimos de novios, nos casamos y tuvimos dos hijos hermosos. Desgraciadamente falleció joven”, contó.

Entre las anécdotas que más recuerda, también está presente el día en el que una persona se acercó al negocio y ella le dio una mano ante una dificultad que atravesaba. Según recuerda, aquella situación es una de las que más la conmovieron y que se relaciona con el estrecho vínculo que tiene con sus clientes. “Era un hombre mayor que venía a comprar y era un amor de persona. Él siempre compraba alrededor de su casa y nunca se alejaba porque no estaba en condiciones… Un día vino y me dijo: ‘Norma, se me rompieron los anteojos’, y yo le pregunté a mi hijo si se lo podíamos arreglar. ‘No mamá, se le rompió el vidrio… No está la parte que necesitemos que esté', fue su respuesta. Obviamente, se puso triste y expresó: ‘No puedo estar sin los anteojos’. Le dije que los deje y que vuelva al otro día… Me fui a la estación, a una óptica, hablé con la persona que atendía y le conté el caso. Al final, el hombre me los arregló para el otro día y ahí fue cuando se los entregué: nos pusimos a llorar los dos”, relató con la voz quebrada, lo que dejó a entrever su inmensa bondad que la hace tan especial.

La conmovedora reacción de un padre al enterarse que su hija aprobó su último final

Por otro lado, Norma hizo hincapié en el machismo que vivió en diversas situaciones por el único hecho de ser mujer y estar al frente de una ferretería. En ese contexto, rememoró: “Cuando mi papá abrió el negocio, yo era muy chica y me crié acá adentro. Mientras transcurría el tiempo, yo sabía de absolutamente todo. A los 15, 16 años comencé a atender el negocio y los clientes, pero cuando venían a comprar todos preguntaban inmediatamente por mi papá y pedían que los atienda él. Me daba rabia porque yo sabía de todo, no les gustaba que una mujer esté en el mostrador, pero antiguamente todo era diferente. La mujer estaba en un costado, pero con el tiempo esto cambió y se dieron cuenta de todos mis conocimientos”.

Norma junto a su mascota, que también la acompaña en sus días en la Ferretería
Captura de Twitter


Norma junto a su mascota, que también la acompaña en sus días en la Ferretería (Captura de Twitter/)

Luego de recordar cientos de anécdotas y vivencias, la mujer admitió que nunca se esperó tal repercusión por el festejo del negocio. “Me encanta la ferretería y estar con la gente. Estar en el local es algo hermoso. No estoy acostumbrada a la exposición y casi me muero porque en este barrio vivo muy tranquila, hay mucha quietud. Mi nieta lo puso en las redes pensando que lo iba a ver nada más que sus amistades, pero cuando vio que se viralizó se quería morir ella también. ‘¿Dónde nos metimos?’ pensamos. Me dieron una alegría inmensa”, concluyó.

De esta forma, Norma festejó con todos sus familiares, amigos y clientes los 70 años de un lugar que, no solo lleva su nombre, sino que es el espejo de su perseverancia, calidez y ganas de vivir.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.