Habló la expresidente de Bolivia, Jeanine Áñez, luego de su intento de suicidio: “Ya no quiero vivir”

·4  min de lectura
Jeanine Áñez está detenida con prisión preventiva en el penal de mujeres de Miraflores
Jeanine Áñez está detenida con prisión preventiva en el penal de mujeres de Miraflores

Tres días después de intentar suicidarse en la cárcel donde se encuentra bajo prisión preventiva desde marzo, la expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez expuso la situación en la que se encuentra, a través de un mensaje publicado por su equipo de comunicación en las redes sociales. Dijo que ya no quiere vivir.

Su traslado ayer a un centro privado para realizarle estudios médicos terminó de molestar a los demás presos bolivianos, quienes realizaron motines en contra de los “privilegios” que tiene Áñez y para reclamar un trato igualitario.

“Ya no quiero vivir. Mis hijos necesitan hacer su vida. Ya no quiero más medicamentos que no sé cuáles son. Pido por favor a mis carceleros que me digan qué estoy tomando”, fue el mensaje enviado por la exmandataria desde el Penal de Miraflores a sus familiares.

Ranking QS: qué universidad argentina está entre los 10 mejores de América Latina

A su vez, desde su equipo agregaron que se encuentra “muy débil”, que “sufre de forma permanente” y detallaron: “Cada diez minutos ingresa alguien a su celda, a espiar, a preguntar, o no se sabe a qué. Vive en alerta, angustiada, sin descanso, porque desconoce qué le van a hacer: si sedarla, envenenarla o trasladarla sin rumbo conocido”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El intento de suicidio de Áñez -que se produjo luego de la ampliación de la denuncia de golpe de Estado por la cual está detenida- fue comunicado por el ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, que integra el Gabinete del presidente Luis Arce. El funcionario aseguró en ese momento que las lesiones que la exmandataria se provocó en el brazo eran superficiales y que su salud no corría riesgo.

La expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, a la izquierda, recibe ayuda al momento de volver a la cárcel de mujeres de Miraflores, luego de los estudios médicos que se realizó en una clínica privada de La Paz
La expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, a la izquierda, recibe ayuda al momento de volver a la cárcel de mujeres de Miraflores, luego de los estudios médicos que se realizó en una clínica privada de La Paz


La expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, a la izquierda, recibe ayuda al momento de volver a la cárcel de mujeres de Miraflores, luego de los estudios médicos que se realizó en una clínica privada de La Paz

Después de eso la hija de Áñez, Carolina Ribera, contó que su madre estaba “muy delicada, totalmente dopada y sedada” y remarcó que la expresidenta interina no recordaba lo acontecido. Además, profundizó en que la mujer presentaba un cuadro de depresión severa, además de una crisis nerviosa.

El PSG reconoció a Messi, Di María y Paredes pero todos se quedaron con la reacción de Neymar

Por su parte, Mónica Molina, la responsable del consultorio médico al que fue derivada Áñez ayer -y al que llegó en silla de ruedas y sostenida por sus hijos, debido a su débil estado físico- señaló que le realizaron estudios neurofísicos y exámenes complementarios solicitados por una junta médica. “Este es un estudio neurofisiológico; simplemente se va a ver si los nervios y los músculos están funcionando adecuadamente, eso es todo”, explicó la profesional a la agencia estatal ABI.

Motines para reclamar por los “privilegios” de Áñez

De acuerdo a lo que consignaron los portales de noticias de Bolivia, en las cárceles de La Paz hubo reclamos por los “beneficios” que obtiene Áñez, ya que ayer fue la cuarta vez en menos de dos semanas que la expresidenta salió del penal para someterse a exámenes médicos.

Funcionarios católicos, al límite tras la publicación de informes de sacerdotes que usan Grindr

En primer lugar, un grupo de reclusas compañeras de la exmandataria en la cárcel de Miraflores instaló un motín. Ese reclamo se replicó luego en el penal de San Pedro, donde algunos internos también se sumaron a la disconformidad e, incluso, hicieron carteles contra Áñez.

Jeanine Áñez fue presidenta interina de Bolivia luego de la crisis política que atravesó el país en 2019, que terminó con el expresidente Evo Morales exiliado
Jeanine Áñez fue presidenta interina de Bolivia luego de la crisis política que atravesó el país en 2019, que terminó con el expresidente Evo Morales exiliado


Jeanine Áñez fue presidenta interina de Bolivia luego de la crisis política que atravesó el país en 2019, que terminó con el expresidente Evo Morales exiliado

“Igualdad, igualdad”, cantaron los reos, que llegaron hasta la puerta de acero de ingreso a la cárcel, mientras efectivos de la Estación Policial Integral (EPI) de San Pedro se apostaban al frente para reforzar la seguridad, de acuerdo a lo que señaló el periódico El Deber.

Por otro lado, la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), Amparo Carvajal, confirmó para hoy la realización de una marcha en “defensa de los derechos” de Áñez, desde el centro de La Paz hasta la cárcel de Miraflores.

Asimismo, el director de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, calificó como un “disparate” la acusación por genocidio contra la expresidenta, en el marco del juicio de responsabilidades que pretende iniciar en la Asamblea Legislativa el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), la fuerza que conduce el expresidente Evo Morales, quien no se expresó aún sobre la situación de Áñez.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.