“No hablé”. Alberto Fernández explicó por qué no dialogó con Horacio Rodríguez Larreta sobre las clases

·2  min de lectura
Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Fernández
Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Fernández

Atrás parecen haber quedado los días de reuniones conjuntas y decisiones al unísono entre el gobierno nacional y la administración porteña, que se plasmó como una imagen usual de la primera parte de la pandemia en el país.

Anoche, LA NACION anticipó que el presidente Alberto Fernández no había consultado con el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, qué opinaba sobre su intención de suspender la presencialidad. Hoy, el primer mandatario admitió que no hubo una conversación entre ambos y dio sus motivos: no quedó conforme con el tono que le imprimieron en la gestión porteña a las primeras restricciones que él anunció el 7 de abril para contener la segunda ola.

Alberto Fernández anunció un refuerzo de 15.000 pesos para titulares de asignaciones

“Si uno acuerda y después decimos que no estamos de acuerdo, entonces no entiendo para qué lo hacemos. Por eso esta medida no la consensué, la tomé yo y me hago cargo yo”, describió, sin titubeos, en cuanto a la forma en la que decidió prohibir las clases presenciales durante dos semanas desde la próxima. La medida también le valió tensión con su ministro de Educación, Nicolás Trotta, quien pretendía mantener el aforo en los colegios y ocasionó un estallido de críticas entre las familias ligadas a la escolaridad.

“Siempre dialogo y trato de hablar, de hecho las medidas anteriores las conversé con el gobierno de la Ciudad”, comentó Fernández, quien sin embargo, refirió sobre aquella vez: “Quise cerrar los restaurantes y me pidieron que no lo hiciera, propuse cerrarlos a las 22 y me pidieron que extendiera hasta las 23. Consensué todas las medidas y después me enteré, cuando las anunciaron, que en verdad los negocios cerraban a las 23, pero se podían quedar hasta las 24, que no estaban de acuerdo con las restricciones a la circulación”.

Alberto Fernández: “Los shoppings van a estar cerrados por 15 días”

En la conferencia de prensa que Rodríguez Larreta brindó el 8 de abril -la mañana después del anuncio de Fernández- dijo que no coincidía con la restricción de la circulación, pero que en la Ciudad se iba a respetar. “Está comprobado que circular al aire libre y con tapabocas no genera contagio”, comentó el mandatario porteño en ese entonces, cuando también flexibilizó lo impuesto por el gobierno nacional: permitió que la gente que ya se encontraba en los bares se quede hasta las 24, a pesar de que el cierre dispuesto por el Frente de Todos era a las 23.

Para esta vez, el primer mandatario advirtió que las fuerzas federales se encargarán de vigilar el estricto cumplimiento de lo dispuesto, más allá de cómo actúe la Policía de la Ciudad, y se mostró disconforme también con la forma en que se desarrollaron los controles en el territorio capitalino.

El mensaje irónico de Jair Bolsonaro sobre las restricciones argentinas que molestó a Alberto Fernández

“Vi lo que pasó el fin de semana en Palermo. Mi teléfono lo tiene un poco más de la mitad de la Argentina, la cantidad de vecinos de Palermo que me mandaron fotos de lo que estaba pasando el fin de semana... No nos mintamos más”, pidió Fernández.