Los habitantes de Lisichansk enfrentan la presión del avance de las tropas prorrusas

·1  min de lectura

Las fuerzas rusas siguen avanzando en el este de Ucrania. Las tropas bombardean continuamente Severodonetsk y varias ciudades cercanas, formando un cerco cada vez más estrecho en la región de Luhansk. Los habitantes de la región viven bajo una presión constante.

Con Sébastien Németh y Jad El Khoury, enviados especiales de RFI a Lisichansk

La familia vive en una casa aislada. Su pueblo está casi desierto. Y alrededor, las fuerzas rusas están reforzando su control. Ludmila y su familia están atrapados: "No tenemos dónde ir y no tenemos suficiente dinero. Si nos vamos, tenemos miedo de no poder volver nunca. Vivimos aterrorizados y todo está cortado, el gas, la electricidad, el agua. Y no queda casi nada en las tiendas del pueblo. Sobrevivimos en parte con las verduras de la huerta”, explica a RFI.

Cada día, los rusos ganan terreno y las bombas se acercan. Lo que más le preocupa a Carina son sus hijos: "Los niños tienen miedo. Nos preguntan qué son esos ruidos, qué es la guerra, por qué están aquí los rusos. Intentamos explicárselo, pero es difícil que lo entiendan”, cuenta.

"Si los rusos toman este territorio, seguiré siendo ucraniano”

En un pueblo vecino, Viktor Nikolaievitch está cortando leña como de costumbre. Este viudo vive solo. Y para él, la mudanza está descartada a pesar del peligro. "Nunca me iré. Aunque me den un piso en Estados Unidos, prefiero quedarme aquí. Si los rusos toman este territorio, yo seguiré siendo ucraniano y esta tierra será siempre ucraniana”, asegura.

100 días de guerra


Leer más

Leer tambien:
Ex militares sudamericanos en las filas ucranianas hablan con RFI
Los daneses votan mayoritariamente ‘Sí’ a la política de defensa de la UE
Naranjas: la ausencia de Rusia pesará en el mercado

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.