Habitantes de Guadalajara protestan por falta de agua

·3  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., marzo 22 (EL UNIVERSAL).- Habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara y Los Altos de Jalisco se manifestaron este lunes frente a las instalaciones del organismo que opera la distribución de agua en la ciudad para protestar por el desbasto en la metrópoli y la forma en que se ha utilizado éste como argumento para tratar de reactivar el proyecto de la presa El Zapotillo sobre el río Verde.

Por su parte, el gobernador del estado, Enrique Alfaro, quien antes de asumir el cargo se pronunció en contra de esta presa, se reunió por la tarde con funcionarios federales para impulsar la conclusión de las obras complementarias para comenzar a llenar el embalse.

Afuera del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guadalajara, los manifestantes demandaron a las autoridades estatales que se diseñe un nuevo programa para el manejo y la gestión del agua en la metrópoli sin que se afecten los derechos humanos de quienes viven en la ciudad y en los pueblos que se pretenden inundar con la presa; recordaron que 30% del agua de la metrópoli se pierden en fugas.

Además, exigieron agua limpia, de calidad y suficiente para cubrir sus necesidades básicas, pues aseguraron que hay colonias que no cuentan con agua ni siquiera para el baño.

Señalaron que el sistema de pipas implementado por las autoridades estatales para mitigar la escasez no ha sido suficiente ya que no llega a todas las colonias afectadas y provoca abusos en el cobro de pipas por parte de particulares.

Antes de reunirse en la Ciudad de México con funcionarios federales para tratar del tema de la crisis de agua en Guadalajara, el mandatario estatal Enrique Alfaro indicó que la única salida es concluir el proyecto de la presa El Zapotillo y la presa derivadora El Purgatorio, ambas sobre la cuenca del río Verde.

Criticó a quienes se oponen a este proyecto y señaló que de nuevo saldrán a decir que no es viable, pero insistió en que es la única forma de evitar que el año próximo la crisis de agua en la ciudad sea mayor.

"Si no aprovechamos el agua del río Verde y seguimos con estas discusiones que han tenido lugar en Guadalajara en los últimos 30 años, con todo mundo opinando, todo mundo aportando grandes ideas, todo mundo queriendo colgarse medallas pues lo que vamos a tener es una crisis de abasto que generaría un problema mayúsculo (…) por eso insistiremos en que la federación asuma su responsabilidad y haga las obras que tiene que hacer", señaló el mandatario.

Actualmente la presa El Zapotillo, que se ubica en el municipio de Cañadas de Obregón, en Los Altos de Jalisco, está prácticamente terminada y sólo faltan obras complementarias para ponerla en funcionamiento, sin embargo, esto no ha ocurrido porque los habitantes de los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, los tres pueblos que inundaría el embalse, han sostenido una férrea defensa legal de sus comunidades y han logrado demostrar con datos técnicos las irregularidades en la construcción.