Habitantes de la calle y 'nuevos pobres', la factura pendiente en elecciones de medio mandato en EE.UU.

AFP - MANDEL NGAN

En Washington, el alto costo de la vivienda tiene como consecuencia un gran número de personas que viven en la calle. Además, sigue creciendo el número de nuevos pobres que necesitan más de un trabajo para sobrevivir.

Cada noche, cerca de 4,400 personas duermen en las calles de Washington porque no tienen techo. La cantidad de carpas en los parques públicos de la ciudad e incluso a pocas cuadras de la Casa Blanca llaman la atención de turistas.

Lo más difícil de estar en la calle es el estado de supervivencia constante en que se vive, como explica a RFI Carlos Carolina: “Estar acá afuera y no saber cuándo será tu próxima comida, estar acá afuera y no saber cuándo será tu próxima ducha, estar acá y no saber si vas a estás seguro durante la noche…”.

Los “nuevos pobres”

Según Muriel Bowser, la alcaldesa de Washington, el número de habitantes de la calle ha disminuído un 47% desde el 2016: “Estoy orgullosa de decir hoy que durante seis años consecutivos ha disminuído la cantidad de habitantes de calle en la ciudad”, expresó. Pero la medición de estas cifras ha sido cuestionada dado que se hace una noche de invierno al año cuando muchos habitantes de la calle están en refugios temporales evitando el frío.

Lo que sí sigue creciendo es el número de “nuevos pobres” o “working poor” como les dicen en Estados Unidos, personas que necesitan más de un trabajo para sobrevivir. De hecho, 64% de la población estadounidense vive con lo que gana mes a mes, según un reporte de Lending Club.

El problema de la vivienda


Leer más sobre RFI Español