Los habaneros corren a darse un chapuzón tras la apertura de las playas

"En realidad estaba loca por que abrieran", dice Ana Gloria Arias, mientras disfruta de un baño de mar en Bacuranao, en el este de La Habana. Tras casi 300 días sin playas por el coronavirus, los habaneros se aprestan a darse un chapuzón.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.