¿Ha existido abuso de precios durante la pandemia?

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha asegurado esta semana que el Gobierno está haciendo un estudio pormenorizado de la evolución de los precios en supermercados de algunos productos de primera necesidad durante la pandemia.

El ministerio ha afirmado que, por suerte, el comportamiento de la inmensa mayoría de las empresas y las personas ha sido bueno, pero que algunos productos o servicios sí han sufrido abuso de precios. Por ejemplo, las funerarias o la venta de mascarillas y gel desinfectante, casos que obligaron al Gobierno a limitar los precios. Por otra parte, los agricultores denunciaron subidas significativas durante los primeros días de confinamiento y en Semana Santa, razón por la que Consumo ha iniciado este estudio. De esta forma, se podrá comprobar si el aumento de precios registrado realmente es abusivo o no.

También de interés:

La OCU ha declarado que ha detectado las primeras subidas generalizadas de los precios de algunos artículos, pero de forma “moderada” y sin afectar a todos los supermercados de España por igual. Foto: Getty Image.

Garzón ha explicado que la subida de precios se puede deber a “múltiples razones” y que valorar los cambios de precios sobre los productos de alimentación es más difícil que en el caso de las mascarillas. No solo porque intervienen más actores, sino porque es complicado disociar un elemento que podría ser especulativo de los propios de una situación que es extraordinaria.

Subidas “moderadas” que no afectan a todos los supermercados por igual

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) insta a la colaboración ciudadana para denunciar subidas anómalas a través del correo disponible en su web, con el compromiso de trasladar al Ministerio de Consumo y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia este tipo de comportamientos. Con los datos obtenidos de los usuarios, la Organización ha elaborado informes sobre el precio de 25 productos básicos de alimentación de supermercados en Barcelona, Bilbao, Madrid, Murcia, Sevilla y Zaragoza.

La OCU declaró que había detectado las primeras subidas generalizadas de los precios de algunos artículos en el control correspondiente al mes de abril, pero de forma “moderada” y sin afectar a todos los supermercados de España por igual. Los artículos más perjudicados fueron las naranjas—que también se explica por la finalización de la temporada— y la leche, aunque no en todos los establecimientos.

No obstante, según la Organización, sí se ha producido cierta falta de disponibilidad de algunos productos (harina, papel higiénico, legumbres…) y marcas concretas. Aunque estas ausencias rara vez implican el desabastecimiento total, pueden traducirse en un incremento del coste cuando el producto alternativo es más caro. Es decir, si los yogures de marca blanca se agotan los primeros, lo único que podemos hacer es adquirir los de ‘marca’, que suelen venderse a un precio más elevado.

La única excepción son los geles hidroalcohólicos. Después de desaparecer varias semanas, están de vuelta en las estanterías de Mercadona y Carrefour; en el caso del primer supermercado, más caros y en un formato más pequeño: 100mL a 1,85€, cuando en un principio se vendía un producto de 250mL por un precio de 2,2€. Es decir, si quisiéramos comprar 250 mL de gel como antes, nos saldría por unos 4,60€. Una subida significativa, sí, pero dentro del límite establecido por Sanidad, que indica que las unidades de 100mL podrán costar, como máximo, 3,2€; y las de 250, 5,75€.

De todas formas, el Ministerio de Consumo hace un llamamiento a la colaboración ciudadana para “frenar prácticas anticompetitivas, sobre todo, en lo que se refiere a productos sanitarios de primera necesidad que puedan entorpecer el abastecimiento y perjudicar la protección de la salud de la población”. Además, Consumo ha puesto en marcha una página web para asistir a consumidores y usuarios afectados durante el estado de alarma que necesiten información sobre sus derechos.

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias