Ahora fueron dos los héroes anónimos que rescatan al Miami Heat ¿De dónde salieron?

·3  min de lectura

Y pensar que la pasada temporada Max Struss y Gabe Vicent eran jugadores con contrato de dos vías, cuánta razón tenía el Heat cuando los reclutó y sobre todo cuando le ofreció a ambos un contrato regular esta temporada.

Este 17 de diciembre en Orlando dieron fe de todo lo importante que son para el equipo guando a Miami a otro importante triunfo 105-95 ante el Magic muy peleador y de este modo conseguir su segunda victoria al hilo.

Tyler Herro (golpe en el muslo) no llegó a tiempo a Orlando, y el Heat tuvo que salir con los mismos de Filadelfia, pero le alcanzó y hasta le sobró un poco. Miami desde que tomó el mando a mitad del primer parcial no lo perdió.

Stress terminó con 32 puntos y siete rebotes, Vicent con 27 y cuatro asistencias, combinándose para encestar 21 canastas en 35 intentos (12 triples en 22 intentos) entre los dos, sumando más de la mitad de los puntos de equipo (59).

Excepto en el segundo cuarto el Heat presentó su acostumbrada buena defensa, clave en la victoria, liderada por PJ Tucker, quien además aportó 15 puntos.

Aunque el eje del juego fue el de siempre, Kyle Lowry y muestra de ello fue su doble-doble de 11 puntos y 15 asistencias, más cinco rebotes y dos tapones con apenas seis pies.

Otra bonita batalla presentó Dwwayne Dedmon debajo del aro, marchándose con 13 y seis rebotes, que ayudaron a ganar la batalla 46-36.

Sería injusto reducir el juego de Duncan Robinson a los dos triples que anotó en tres intentos, su juego más más allá de eso y ayudó que Miami anotara 19 canastas de tres (54.3%) y terminaron acertando la mitad de sus disparos de campo.

De este modo Heat (18-12) se mantuvo en el quinto del Este y el Magic (5-25) en el penúltimo puesto de la misma conferencia.

Por Orlando destacaron Franz Wagner con 27 puntos, Gary Harris con 20, Chuma Okeke con 18 más 10 rebotes y Robin Lopez con 18.

Juego

Con un rally de 23-4 el Heat se llevó el primer cuarto 31-22, repartiéndose los puntos entre varios jugadores con destaque para Dedmon con siete y la segunda unidad 10-2.. El Magic salió potente y a la mitad del cuarto ganaba 18-8, pero Miami con una corrida de 11-0 se puso delante para luego terminar llevándose el cuarto con comodidad inexplicablemente.

El marcador del segundo parcial 35-35 expresa perfectamente lo que fue este parcial, una verdadera pelea de perros, aunque para el Heat no fue tan bueno porque se cayó su defensa, por suerte Struss estuvo encendido, llegando a 23 puntos (gracias a sus ¡seis triples!) y a las asistencias de Lowry (10) llegando al descanso con una ventaja de 66-57.

Nada cambió en el tercero, respecto al segundo. El Heat mejoró un poco en defensa, pero no logró escaparse, pese al resurgir de Vicent, y apenas se llevó el cuarto por la mínima 27-26, aumentando en un punto su ventaja 93-83.

Al inicio del último cuarto el quinteto de la Capital del Sol estiró a 17 puntos la diferencia, pero cuando parecía que se escapaba Orlando reaccionó y se acercó a nueve, con 4:42’ por jugar.

Miami resistió la rebelión defendiendo mejor, intercambiando canastas y manteniendo la distancia. Al final el parcial terminó empatado 22-22 y el Heat se llevó el juego por 10 de ventaja.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.