Guzmán busca resistir el embate K y afirman que Cristina no quiere desplazarlo

·3  min de lectura
Alberto Fernández y Martín Guzmán
Captura de TV

“Se quiere quedar”, dicen cerca del ministro de Economía, Martín Guzmán. El funcionario es uno de los apuntados hace semanas por el kirchnerismo, algo que se acentuó tras las PASO, y forma parte de los hombres del Presidente que quedaron en la mira tras la decisión hoy de La Cámpora de impulsar un set secuencial de renuncias en el Ejecutivo para forzar cambios en el elenco del gabinete, sobre todo el económico, que hoy dirige Alberto Fernández.

Sin embargo, y con la intención explícita de bajar la tensión en la crisis institucional que se generó este mediodía, voceros de la vicepresidenta alegaron esta noche que Cristina Kirchner llamó a Guzmán y le dijo que no quiere su cabeza.

“Fue una buena charla, informal. Incluso Guzmán agradeció el llamado y quedaron en encontrarse”, contaron. En Economía no confirmaron que hubiera existido ese llamado y aclararon, en tanto, que el ministro está con el Presidente.

Cerca del ministro además aseguraron que, en breve, colgaría un tuit en respaldo del Presidente, tal como lo hicieron otros ministros “albertistas”, como Claudio Moroni o Sabrina Frederic. “Mi total e incondicional apoyo al Presidente Alberto Fernández por todo lo que representó como la síntesis de lo que votó el pueblo en 2019”, tuiteó el ministro de Trabajo.

En los pasillos de Hacienda, en tanto, creen que el Presidente volverá a ratificarlo, pese a la presión que ejerció el cristinismo sobre el ministro y otros pares, como Matías Kulfas, y el propio jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

“Lo van a ratificar”, dijeron fuentes oficiales. “Ya lo hizo simbólicamente el lunes (tras el resultado de las PASO en la presentación de la ley de Compre Argentino). Allí lo sentó en primera fila”, explicaron. Hoy, el ministro fue un presentador destacado en el lanzamiento de la nueva ley de hidrocarburos, también junto al Presidente. De ese evento participaron algunos gobernadores que ya habían hecho renunciar a sus ministros (Axel Kicillof y Alicia Kirchner) y algunos ministros que, de hecho, presentaron públicamente su renuncia, como Roberto Salvarezza (Ciencia), entre otros.

Incluso en los pasillos del Palacio de Hacienda destacaban que, una vez más, Guzmán había vuelto a intentar enviar señales al cristinismo en busca de recomponer. “Se inscribió entre los funcionarios tercos, como dijo Cristina”, recordaron. También, indicaron, hubo algunas menciones directas para el gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Luego de esa reunión, Guzmán se quedó con Cafiero y Fernández, contaron. De allí volvió al Ministerio de Economía a trabajar en las puntadas finales del presupuesto 2022, que se enviará sí o sí al Congreso antes de las 24.

“Él se quiere quedar. Cree que está haciendo un buen trabajo y que se está yendo por el camino correcto. Pese a eso, entiende que en una crisis tan grande y angustiante todavía la recuperación no llega pareja a todos los sectores”, dijeron.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.