Guterres reclama diálogo y una solución política para el Sáhara

·4  min de lectura

Madrid, 2 jul (EFE).- El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, instó este viernes en Madrid a emprender ya el proceso de diálogo político sobre el Sáhara Occidental, algo "absolutamente esencial", ya que la actual situación supone un factor de inestabilidad en una zona con "un riesgo de terrorismo muy fuerte".

"Es absolutamente esencial encontrar una solución política y para eso hay que reiniciar el diálogo", dijo Guterres en declaraciones a EFE en la capital española, al ser preguntado sobre la posibilidad de impulsar durante su segundo mandato al frente de las Naciones Unidas una iniciativa para desbloquear la situación del Sáhara Occidental.

El secretario general explicó que la ONU está haciendo "un gran esfuerzo" para que "finalmente sea posible" contar con un enviado especial aceptado por todas las partes para poder relanzar el proceso de diálogo.

"Ya tuvimos tres candidatos que siempre fueron rechazados por una de las partes", recordó Guterres.

"La situación actual no es sostenible", insistió el secretario general de la ONU al referirse a la situación de bloqueo de la antigua colonia española.

Guterres insistió en que esa situación supone "un factor de inestabilidad en un área donde, como sabemos, hay hoy un riesgo de terrorismo muy fuerte".

"Es absolutamente esencial encontrar una solución política y para eso hay que reiniciar el diálogo político y por eso es esencial que un enviado sea aceptado por las dos partes", concluyó.

COLABORACIÓN INTERNACIONAL FRENTE A PROBLEMAS GLOBALES

En su visita a España, Guterres se reunió este viernes con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, con quien dialogó, entre otros temas , sobre el cambio climático,

En la rueda de prensa posterior al encuentro, el secretario general de la ONU, señaló que problemas como el cambio climático y la pandemia de la covid-19 ponen de relieve la importancia de la colaboración internacional, al tiempo que abogó por un plan global de vacunación contra el coronavirus.

Guterres insistió en la necesidad de un plan global de vacunación, destacó que "el virus se está propagando como el fuego en el gran sur" y subrayó el riesgo de que las mutaciones transformen las actuales vacunas en ineficaces.

En un panel posterior sobre el cambio climático, incidido en la necesidad de romper "la brecha de confianza" entre el mundo desarrollado y el mundo en vías de desarrollo para hacer frente a este problema medioambiental, al que "es imposible ganar la guerra" sin incorporar a los jóvenes y a la sociedad civil.

"Los agentes económicos y los sociales son los que van a hacer que ganemos esta guerra" contra el cambio climático, en la que "los gobiernos pueden tener influencia pero al final son las empresas y la sociedad civil las que cuentan", afirmó.

"Estamos a un paso del abismo y no se puede esperar más" alertó Guterres, y recordó que los países en vías de desarrollo "no han declarado sus compromisos nacionales determinados" amparándose en que los países desarrollados no han hecho frente a los suyos.

En este sentido, confió en que en la próxima reunión ministerial los dos bloques puedan, conjuntamente con Naciones Unidas, acercar posturas.

UN ESFUERZO HACIA ADELANTE

Según Guterres, la movilización "de miles de millones de dólares" ha de servir para "una recuperación más inclusiva y sostenible", y señaló que los países pobres reclaman el fondo de 100.000 millones de dólares (8.453 millones de euros) que los países en desarrollo se comprometieron a entregar para planes de adaptación y mitigación al cambio climático recogidos en el Acuerdo de París.

En su opinión, "muchos planes de recuperación que existen aún mantienen más dinero para los combustibles fósiles que para las energías renovables y no están haciendo un esfuerzo por combatir la desigualdad o promover una transición efectiva para una economía verde en el cuadro de una sociedad más igualitaria".

Además, mostró su preocupación porque "en materia, sobre todo de cambio climático, las negociaciones no están avanzando mucho", y respecto a la próxima celebración de la COP26 en Glasgow apeló a la formación de una "coalición global" para lograr la neutralidad climática en 2050 y que la temperatura no pase de un aumento de 1,5 grados a final de siglo pues, ha advertido, "ya estamos en 1,2 grados".

También fue partidario de eliminar los subsidios a los combustibles fósiles "de forma inteligente" y de que los ingresos a los Estados por la descarbonización "sean devueltos a la sociedad", y advirtió de que en la transición a la economía verde habrá ganadores y perdedores y es necesario compensar las pérdidas con políticas sociales, de formación, de empleo y nuevas políticas de protección social.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.