Guterres pide a Burkina Faso no escatimar esfuerzos para liberar a secuestradas

Naciones Unidas, 17 ene (EFE).- El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió al Gobierno de Burkina Faso que no escatime esfuerzos para liberar a las cincuenta mujeres y niñas secuestradas los pasados 12 y 13 de enero en la región de Arbinda, presuntamente por yihadistas.

Guterres condenó enérgicamente el secuestro y exigió a los secuestradores "la liberación inmediata e incondicional" de las raptadas, así como un rápido retorno a sus familias.

Horas antes del comunicado de Guterres, el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Volker Türk, había expresado desde Ginebra su preocupación por el secuestro y, en la misma línea, reclamó su liberación inmediata.

"Decenas de mujeres que habían salido en busca de alimento para su familia fueron abducidas en pleno día, en lo que puede constituir el primer ataque de este tipo deliberadamente dirigido contra mujeres en Burkina Faso", señaló el alto comisionado austriaco en un comunicado.

Los hechos se produjeron el 12 y 13 de enero en los alrededores de la localidad de Arbinda, en el noreste de Burkina Faso, región fronteriza con Malí y Níger donde son habituales los ataques de grupos yihadistas vinculados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico.

Algunas mujeres consiguieron escapar de los presuntos terroristas y avisar a las autoridades locales poco después de ser atacadas.

Burkina Faso encajó dos golpes de Estado el pasado año: uno el 24 de enero, dirigido por el teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba, y otro el pasado 30 de septiembre por el capitán Ibrahim Traoré, actual jefe de Estado del país.

(c) Agencia EFE