Guterres se compromete a evacuar a los civiles de Mariúpol

Kiev, 28 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, António Guterres, admitió hoy el fracaso de la comunidad internacional a la hora de detener la guerra en Ucrania, al tiempo que se comprometió a hacer "todo lo posible" para evacuar a los civiles de la acería Azvostal de la ciudad ucraniana de Mariúpol.

"Hacemos todo lo posible para que se haga realidad. Mi primera y única prioridad son las personas que sufren y los ciudadanos que tienen que ser rescatados", dijo en una rueda de prensa en Kiev tras reunirse con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Guterres alcanzó el martes un principio de acuerdo con el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, sobre la participación de la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en la evacuación de Azvostal, donde permanecen refugiadas unas mil personas junto a unos 2.000 soldados ucranianos.

SALVAR A LOS CIVILES DE AZOVSTAL

"Es una crisis dentro de otra crisis. Mientras continuamos exigiendo un alto el fuego a gran escala, también seguimos pidiendo inmediatos pasos prácticos para salvar vidas y aliviar el sufrimiento", recalcó.

El jefe de la ONU, que descartó hablar de plazos concretos, habló de "eficaces corredores humanitarios", "ceses de las hostilidades a nivel local" y "pasos seguros para civiles y rutas de suministro".

"A día de hoy el pueblo de Mariúpol está desesperadamente necesitado de tal acción. Miles de civiles necesitan asistencia vital. Muchos son mayores que necesitan asistencia médica o tiene una movilidad limitada. Necesitan una vía de escape de la apocalipsis", aseveró.

A su vez, Zelenski aseguró: "Creo que es posible un resultado exitoso en el desbloqueo" de Azovstal.

"Ucrania está abierta a mantener negociaciones inmediatas para evacuar a la gente de Azovstal y para la aplicación urgente de los acuerdos alcanzados. También esperamos un trato humano a esas personas por parte de Rusia. Esperemos que esa parte de la misión del secretario general sea eficaz", subrayó.

"Estamos empezando a planificar una operación humanitaria", aseguró a su vez la viceprimera ministra de Ucrania Iryna Vereshchuk, en su cuenta de Telegram.

Zelenski denunció también que, pese a las promesas del presidente ruso, Vladímir Putin, la acería sigue siendo objeto de brutales bombardeos por parte del Ejército ruso.

INVESTIGAR LOS CRÍMENES DE GUERRA

El diplomático portugués llamó también a Rusia "a aceptar y colaborar con la corte penal internacional", cuya labor dijo apoyar "plenamente" tras inspeccionar la fosa común en la localidad de Bucha, norte de Kiev, donde los soldados rusos supuestamente cometieron crímenes de guerra.

"La guerra es inaceptable en el siglo XXI. Cuando hablamos de crímenes de guerra no podemos olvidar que el peor de los crímenes es la guerra en sí misma. Cuando veo este sitio horroroso siento lo importante que es la investigación y la rendición de cuentas", expresó.

Guterres visitó además Irpin y Borodyanka, donde un portavoz militar le explicó que el 25 % de los edificios fueron destruidos y que al menos 400 civiles fallecieron, pero que aún siguen encontrando cuerpos y exhumando cadáveres.

"Ucrania es hoy el epicentro de un dolor insoportable", dijo.

La Fiscalía ucraniana ha registrado hasta el momento 8.653 presuntos crímenes de guerra, mientras Rusia mantiene que las imágenes divulgadas por los medios sobre las atrocidades cometidas en el norte de Kiev son "montajes".

Al respecto, Zelenski subrayó la importancia de que el secretario general de la ONU fuera personalmente testigo de "los crímenes de guerra en Ucrania" y abordó con él la posible creación de un tribunal especial internacional para investigar dichas atrocidades.

"La verdad es que la invasión rusa ha traído a Ucrania tantos crímenes contra los civiles y ciudades pacíficas como Europa no había visto desde la Segunda Guerra Mundial", señaló.

También le pidió que la ONU ponga de su parte para frenar la deportación de ciudadanos ucranianos a Rusia y lograr su retorno "lo antes posible".

"Rusia está trasladando de manera ilegal y forzosa a adultos y niños. Cientos de miles de ucranianos ya han sido secuestrados", dijo.

INACCIÓN INTERNACIONAL

Guterres, cuya presencia en Kiev coincidió con el impacto de dos misiles rusos en la capital, reconoció que "el Consejo de Seguridad ha fracasado a la hora de hacer todo en su poder para prevenir y poner fin a la guerra", lo que es causa de "gran decepción, frustración y enfado".

"Muchos líderes han realizado esfuerzos para detener los combates, pero, hasta ahora, no han tenido éxito. La guerra debe terminar y la paz debe alcanzarse en línea con la carta de Naciones Unidas y el derecho internacional. Estoy aquí para decirle a usted, señor presidente, y al pueblo de Ucrania: No se rindan", aseguró.

Recordó lo que le dijo el martes en Moscú a Putin: "Tenemos una guerra en Ucrania provocada por la intervención rusa en violación de la carta de la ONU y la integridad territorial de Ucrania".

"No tenemos dos caras o dos lenguajes. Nosotros decimos la verdad", recalcó.

El portugués se mostró dispuesto a intensificar la labor de la ONU en este país, pero recordó que "Ucrania tiene un Gobierno".

"El papel de la ONU no es reemplazar al Gobierno, sino ayudar al Gobierno en sus acciones", comentó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.