Guterres defiende el mantenimiento del único corredor transfroterizo en Siria

·2  min de lectura

Naciones Unidas, 20 jun (EFE).- El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, denunció este lunes ante el Consejo de Seguridad que "la situación humanitaria en Siria sigue siendo terrible para millones de niños, mujeres y hombres en todo el país" y defendió el mantenimiento del paso transfronterizo entre Siria y Turquía, al que Damasco se opone.

Con motivo de una sesión del Consejo de Seguridad dedicada a la situación humanitaria en el país del oriente mediterráneo, Guterres recordó que 14,6 millones de sirios necesitan ayuda 11 años después de que estallara la guerra en esa nación, que comenzó con una oleada de protestas para pedir la caída del régimen del presidente Bashar al Asad.

"Doce millones de personas padecen inseguridad alimentaria, sin saber de dónde vendrá su próxima comida", dijo el secretario general de la ONU, antes de subrayar que el 90 % de la población vive por debajo del umbral de la pobreza.

Guterres, que reconoció que se han conseguido "grandes avances" para ampliar la respuesta humanitaria en el país y que se ha "evitado lo peor", advirtió que "se necesita más" y concretó la importancia de recaudar 4.400 millones "para ayudar a las personas dentro de Siria y otros 5.600 millones para apoyar a los refugiados en la región".

"Es por eso que siempre he declarado la importancia de mantener y expandir el acceso, incluso a través de operaciones transfronterizas", dijo Guterres antes de insistir en que "cuando se trata de brindar ayuda vital a las personas necesitadas en toda Siria, todos los canales deben estar disponibles y mantenerse disponibles".

Según el secretario general, desde que estos pasos fueron autorizados por el Consejo de Seguridad en 2014, 50.000 camiones con ayuda humanitaria han entrado en el país.

De los cinco pasos originales, solo queda uno (en el noroeste sirio), debido a la oposición de Rusia, principal socio de Damasco en la ONU, y que argumenta que cualquier ayuda que entre el país debe ser supervisada por el Gobierno de Bashar al Asad.

"Hago un fuerte llamado a los miembros del Consejo de Seguridad para que mantengan el consenso sobre permitir las operaciones transfronterizas, mediante la renovación de la resolución 2585 por doce meses más", dijo, antes de agregar que "es un imperativo moral abordar el sufrimiento y la vulnerabilidad de 4.1 millones de personas en el área que necesitan ayuda y protección".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.