El gusto por el futbol reencuentra a Flatow y Guillén en Va por Diego

·2  min de lectura

MORELIA, Mich., octubre 30 (EL UNIVERSAL).- Miguel Flatow y Luis Guillén fueron jugadores del club Jaguares de la liga mexicana profesional de futbol.

Miguel llegó a Primera A, pero se rompió el ligamento cruzado, alejándolo de las canchas; el segundo estuvo varios partidos en la banca del máximo circuito, pero el director técnico nunca lo debutó.

Años después el cine los reunió. El primero como realizador de "Va por Diego", cinta con temática futbolera que se presenta en el Festival Internacional de Cine de Morelia y, Luis, como protagonista.

La cinta sigue a un hombre que, tras ser atropellado su hermano y ante la falta de recursos económicos para mantenerlo vivo, recluta a un ecléctico grupo de amigos y conformar un equipo de soccer que busca ganar un torneo cuyo premio es de 100 mil pesos.

"Un día estaba pensando que le pasó a todos mis amigos que estaban en Jaguares y que ninguno llegó a debutar. Cuando llegas entrenas dos veces por día y te tienes que salir de la escuela, así que no debutas, qué te queda. Cuando regresé a Tuxtla (Gutiérrez, Chiapas) me di cuenta que algunos tenían licenciatura, otros meseros en restaurantes, taxistas, esa es la realidad mexicana", cuenta.

Y así comenzó a escribir "Va por Diego", rodada enteramente en Chiapas y, a excepción de Luis Hernández, exjugador profesional y Memo Villegas ("Escuela para seductores"), los demás son no actores o rostros nuevos en el medio.

Pero Flatow tenía claro que gran parte del filme se desarrolla en un campo de futbol; así su primera fase de casting consistió en saber quién jugaba el deporte.

"Quería mostrar un futbol vistoso. Veía Club de Cuervos y Gol y decía: se ve la pantalla verde o cuando se paraban para cobrar una falta, sabía que así no lo hacía un jugador real. Entonces me di cuenta que el futbol clásico, de 11 contra 11, es difícil por ser grande, demasiados jugadores y es lento en el marcador y si alguien hace 20 tijeras (forma de rematar un balón) sabemos que lo está haciendo mal, que eso no existe.

"Así que se optó por el futbol 7, que es como jugar basquetbol, es rápido, muchos goles y se presta para la gambeta y cosas así, es motivante para todos", destaca.

Después de saber quién jugaba, veía quien podía pararse frente a una cámara. Y luego una segunda etapa en el campo, donde se daba cuenta quien había mentido sobre saber tocar un balón.

"Yo me metí al cine a través de la escritura. He escrito novelas, pero siempre lo hacía con música y me imaginaba las novelas y poco a poco fui a estudiar a EU y ahí hice licenciatura en cine y después hice una maestría en escritura creativa", detalla.

"Va por Diego" comenzará un recorrido por festivales y buscando distribuidor para llegar a salas y plataforma de streaming.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.