Guinea Bisáu celebra mañana unas elecciones clave tras años de caos político

Agencia EFE

Bisáu, 23 nov (EFE).- Doce candidatos, todos varones, se enfrentan este domingo en las elecciones presidenciales de Guinea Bisáu, pequeña nación de África Occidental sumida desde hace cinco años en una fuerte crisis política con un Parlamento muy inestable.

Más de 5.680 colegios electorales abrirán mañana sus puertas hasta las 17.00 horas (igual GMT), en un proceso que será vigilado por observadores de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) -poderoso organismo regional- además de por miles de soldados.

Entre los candidatos en liza destacan el actual presidente, José Mario Vaz, y quien fuera su primer ministro hasta que él mismo lo destituyó en 2015, Domingos Simoes Pereira, quien parte como favorito según varios analistas políticos.

Más de 671.000 votantes podrán ejercer su derecho al voto en un país de 1,8 millones de habitantes, tras una campaña electoral marcada por violentas protestas antigubernamentales pese a las promesas de mejora económica, mayores infraestructuras y estabilidad política.

Quien sea el próximo mandatario deberá paliar la inestabilidad política que atraviesa el país, en parte causada por un sistema que permite al partido o a la coalición mayoritaria designar al Gobierno, pero al presidente destituirlo dadas ciertas circunstancias.

Desde que asumió la presidencia en 2014, Vaz se ha visto envuelto en una amarga lucha de poder con el gobernante Partido Africano por la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC), lo que ha provocado un carrusel de siete primeros ministros en los últimos cinco años.

Vaz, el primer presidente elegido democráticamente que consigue completar un mandato en la historia del país, concurre en esta ocasión como independiente tras haber sido expulsado del PAIGC, en parte, por sus desacuerdos con Pereira.

El candidato del PAIGC será su rival Pereira, mientras que también como independiente sobresale el ex primer ministro Carlos Gomes Junior, quien renunció a su puesto en febrero de 2012 para concurrir a la Presidencia y que, pese a ganar la primera vuelta, tuvo que exiliarse en Portugal tras un golpe de Estado militar.

Desde su independencia de Portugal en 1974, Guinea Bisáu ha sufrido al menos nueve tentativas de golpe de Estado, cuatro de ellas con éxito.

En el último episodio de la prolongada crisis política que atraviesa el país, Vaz despidió a finales de octubre a Aristides Gomes como primer ministro y lo reemplazó por Faustino Fudut Imbali.

Pero Gomes se negó a dejar el cargo -por lo que Guinea Bisáu tuvo dos primeros ministros durante diez días- hasta que la CEDEAO intervino y amenazó a Vaz con sanciones si no retrocedía.

Los doce candidatos también han prometido combatir la rampante corrupción y el narcotráfico; en una nación consolidada como uno de los principales puntos de tránsito de la cocaína que llega de América Latina hacia Europa.

El pasado mes de septiembre, la unidad antidrogas de la Policía guineana incautó más de 1,8 toneladas de cocaína escondidas en bolsas de harina, el mayor alijo en la historia del país, y en marzo anterior las autoridades habían requisado otros 800 kilos.

En caso de que ninguno de los aspirantes a la Presidencia obtenga mañana mayoría absoluta, está prevista una segunda vuelta de estos comicios entre los dos candidatos más votados el próximo 29 de diciembre.

(c) Agencia EFE