Guillermo Lasso, luego de reunirse con Fernández: “Vamos a proponer que la Celac condene la guerra en Ucrania”

·5  min de lectura
Guillermo Lasso, presidente de Ecuador
Fabián Marelli

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, quedó encantado con la Casa Rosada, en la que estuvo el mediodía de este lunes. “Es hermosa, mucho más linda que la mía, donde la residencia y las oficinas están en el mismo edificio”, dice Lasso, mientras se acomoda en una silla de su suite del hotel Alvear, que dejará mañana para viajar a Uruguay.

Luego de bromear con su reelección (“me quedan tres años de gobierno, y cuatro más si tengo un nuevo período”) el empresario y hoy primer mandatario asume ante LA NACION como propios los deseos de “integrar” el continente y “ayudar a Venezuela” que le propuso Alberto Fernández, pero con límites. “No estamos preparados para reponer nuestro embajador en Caracas” , dice con tono firme el presidente ecuatoriano, a diferencia de la decisión tomada de Fernández de ubicar allí a Oscar Laborde.

La Corte anuló el fallo del juez de Paraná que pretendió trabar el funcionamiento de la Magistratura y lo denunció por mal desempeño

Firme opositor a la invasión de Vladimir Putin a Ucrania, afirma que presentará en la próxima reunión de la Celac, que preside Argentina, una moción para condenar la invasión, “aunque no es seguro que tenga éxito”, por la presencia allí de aliados de Moscú como Venezuela, Nicaragua o Cuba.

¿En qué punto está la relación bilateral?

–Nos une mucho pero nos puede unir mucho más. Hemos acordado iniciar negociaciones para suscribir una tratado bilateral de comercio, y hay avances en las primeras negociaciones del día. Es probable que Ecuador pueda exportar bananas, chocolates y otros productos, y Argentina pueda exportar vehículos. Hay mucho interés en Ecuador, hay oportunidades muy grandes de aumentar el vínculo bilateral.

En la Casa Rosada hablaron de acercamientos, pero también de diferencias. ¿Venezuela es un punto de conflicto?

–No necesariamente, al contrario. La primera vez que nos encontramos con el presidente Fernández en el Perú, tratamos el tema con normalidad y con el interés como latinoamericanos de buscar soluciones que estrechen relaciones entre los pueblos de América Latina. Hoy el Presidente ha sido muy claro, propone a Celac como plataforma multilateral que fortalezca la unidad de América Latina. Apoyo esa iniciativa, es una unidad en la diversidad de visiones y pensamientos, que no tiene por qué llevarnos a la división, sino un camino para mejorar los vínculos.

El Presidente dejó trascender que enviará pronto su embajador a Caracas. ¿Harán lo mismo?

–Todavía no estamos listos para esa decisión. Es el único paso que queda, no hay otro, pero no estamos listos para un paso muy serio y responsable, tenemos que analizarlo con el debido detenimiento. Respetamos el anuncio del presidente argentino.

Usted reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y desconoció el triunfo de Nicolás Maduro. ¿Cómo se hace para volver atrás en esa decisión?

–(Se sonríe) ¿Cómo se hace? Volviendo. En un momento dado, pero por ahora Ecuador no altera su posición con respecto a Venezuela.

El expresidente Rafael Correa y Fernández tienen un buen vínculo. ¿Le hace ruido esa relación política?

–En absoluto (interrumpe). En primer lugar es una relación personal, y desde el punto de vista institucional el interés nacional de nuestros países está por encima de esos detalles.

Habló de respetar los fallos judiciales, justo en momentos de tensión aquí entre el Poder Ejecutivo y la Corte Suprema…

–Un demócrata tiene que respetar un principio esencial de la democracia: la independencia de poderes. Uno pone a prueba ese respeto de los principios cuando uno no está de acuerdo con los fallos que se adoptan. Cuando coinciden con el pensamiento de uno es muy fácil. Me ha tocado respetar un fallo de la Corte respecto al aborto por violación, y ahí se pone a prueba el espíritu republicano de un político.

Estaba en contra de la despenalización…

–Defiendo la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Entró en trámite una ley para permitirlo, la Corte definió que sí y derivó en la Asamblea Nacional, que fue más allá de ese fallo y debí vetarlo parcialmente, para evitar un concepto de aborto libre que la asamblea estaba proponiendo.

Llegó aquí en momentos de alta inflación y mucha desconfianza en la moneda. ¿Le recomendaría al Presidente dolarizar la economía como en Ecuador?

–No me atrevo a hacer una recomendación, lo que sí puedo contar es que en Ecuador ha funcionado muy bien. Son 22 años y ha funcionado para la clase media y la movilidad ascendente de las clases bajas, creando ahorro y patrimonio. Puedo hablar sólo cosas buenas, al igual que el pueblo ecuatoriano: si el dólar fuera candidato a la Presidencia, gana con el 99,9 por ciento, eso le da una idea de que piensan.

El mapa de la batalla interna en Pro: el pedido de Macri, la negación de Larreta y el giro de Bullrich

Su país condenó la invasión rusa a Ucrania. ¿Deberían organismos como la Celac condenar sin medias tintas esa invasión?

–Lo hemos hecho. Es lamentable lo que ha sucedido, luego de la pandemia se inicia un proceso de normalización y aparece una guerra que perjudica a todos, porque al final del día las mismas sanciones que son impuestas a Rusia tienen efectos negativos en países como el nuestro, donde ya no se está exportando banana a Rusia. Eso impacta en pequeños productores. Una guerra en el siglo 21 es un horror y no tiene sentido, hay que parar esto.

¿Entonces debería la Celac tomar cartas en el asunto?

–En la próxima cumbre de la Celac el planteamiento de Ecuador será condenar la guerra en Ucrania. No le aseguro que la Celac lo apruebe finalmente, pero ese será el planteamiento.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.