Por guerras, violencia y cambio climático, los desplazamientos forzados en el mundo superan los 84 millones: ONU

·2  min de lectura

LA TENDENCIA al aumento del desplazamiento forzado continuó en 2021, con un número global que ahora supera los 84 millones, a medida que más personas huían de la violencia, la inseguridad y los efectos del cambio climático, según el informe Mid-Year Trends publicado este jueves por ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados.

El informe, de enero a junio de 2021, mostró un aumento de 82,4 millones a finales de 2020. “Esto fue el resultado en gran medida del desplazamiento interno, con más personas huyendo de múltiples conflictos activos en todo el mundo, especialmente en África”.

El informe también señaló que las restricciones fronterizas por covid-19 seguían limitando el acceso al asilo en muchos lugares. “La comunidad internacional no está previniendo la violencia, la persecución y las violaciones de los derechos humanos, que siguen expulsando a las personas de sus hogares”, dijo Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

“Además, los efectos del cambio climático están exacerbando las vulnerabilidades existentes en muchas áreas que albergan a los desplazados forzosos”, añadió.

No te pierdas: Refugiados climáticos: el otro trastorno de la crisis medioambiental

Casi 51 millones de personas están ahora desplazadas internamente, ya que los conflictos y la violencia estallaron en todo el mundo durante el primer semestre de 2021. Gran parte del nuevo desplazamiento interno se produjo en África, incluida la República Democrática del Congo (1,3 millones) y Etiopía (1,2 millones). La violencia en Myanmar y Afganistán también obligó a las personas a abandonar sus hogares entre enero y junio de 2021.

El número de refugiados también siguió en aumento durante el primer semestre de 2021, alcanzando casi 21 millones. La mayoría de los nuevos refugiados provenían de cinco países: República Centroafricana (71.800), Sudán del Sur (61.700), Siria (38.800), Afganistán (25.200) y Nigeria (20.300).

“La letal mezcla de conflictos, covid-19, pobreza, inseguridad alimentaria y emergencia climática ha agravado la difícil situación humanitaria de los desplazados, la mayoría de los cuales están alojados en regiones en desarrollo.

“Las soluciones para las poblaciones desplazadas por la fuerza siguen siendo escasas. Menos de 1 millón de desplazados internos y 126,700 refugiados pudieron regresar a sus hogares en el primer semestre de 2021”.

Grandi agregó: “La comunidad internacional debe redoblar sus esfuerzos para hacer la paz y, al mismo tiempo, debe garantizar que las comunidades desplazadas y sus anfitriones dispongan de recursos.

“Son las comunidades y los países con menos recursos los que siguen asumiendo la mayor carga en la protección y el cuidado de los desplazados forzosos, y deben ser mejor apoyados por el resto de la comunidad internacional”. N

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.