La guerra de Ucrania ha debilitado a Europa y la ha dejado en una situación límite

·3  min de lectura

El 24 de febrero Vladímir Putin decidía comenzar la invasión de Ucrania, dando inicio a la primera guerra en el continente en los últimos 30 años. La reacción unánime de los países europeos fue condenar el ataque e imponer severas sanciones contra Rusia, así como intentar reducir su dependencia energética.

Han pasado casi cinco meses y lo cierto es que el pulso de las naciones europeas contra los rusos no está yendo demasiado bien, al tiempo que la crisis generada por el conflicto bélico empieza a pasar mucha factura a la gran mayoría de países del continente: materias primas por las nubes, alza de precios del combustible y una altísima inflación es el resultado de este periodo de tiempo.

Los países europeos están sufriendo estragos por la crisis energética causada por la guerra de Ucrania. (Photo by Thierry Monasse/Getty Images)
Los países europeos están sufriendo estragos por la crisis energética causada por la guerra de Ucrania. (Photo by Thierry Monasse/Getty Images)

Mientras tanto, en suelo ucraniano, las tropas rusas siguen sus avances con el objetivo de terminar apoderándose de todo el Donbás.

Mes a mes, la inflación sigue creciendo en la eurozona. En el mes de junio se ha situado en el 8,6% interanual, unas cifras que no se habían visto desde la llegada del euro. En lo que respecta a la energía, el aumento ha sido de un 41,9% interanual, amenazando cualquier intento de mejoría económica.

De hecho, la casi siempre infalible Alemania amenaza con entrar en recesión, lo que podría causar un efecto dominó en la mayoría de países de la Unión Europea.

Y es que la industria germana está en verdadero riesgo de colapso por culpa de la crisis energética. Tradicionalmente, Alemania ha tenido una gran necesidad del gas ruso (55% del total en 2021) y pese a sus intentos de reducir esta dependencia (quiere que solo suponga el 10% en el verano de 2024), estas transiciones suelen llevar tiempo.

El cierre temporal del gaseoducto Nord Stream, que conecta Rusia con Alemania, ha sido un golpe duro que amenaza con provocar cortes de suministro, lo que tendría un impacto devastador en las empresas del país. Mientras tanto, las autoridades ya piden a los ciudadanos que racionen la provisión de gas, sin descartarse racionamientos más adelante.

Francia ha vivido varias huelgas en las últimas semanas. (Photo by Esra Taskin/Anadolu Agency via Getty Images)
Francia ha vivido varias huelgas en las últimas semanas. (Photo by Esra Taskin/Anadolu Agency via Getty Images)

No le va mucho mejor a Francia que, además de lidiar con estos problemas comunes del conjunto de Europa, ha afrontado una huelga de transportes por el alza de los precios en la cesta de la compra. Concretamente, los trabajadores de la empresa pública de ferrocarriles, SNCF, empezaron un cese de actividades el 6 de julio. Se unieron así a las protestas de los empleados del sector aéreo y energético.

Las huelgas se han producido también en otros países. En el caso de Italia han sido los taxistas, mientras que en los Países Bajos los que han salido a la calle han sido los agricultores y ganaderos.

Mención aparte merece Reino Unido, país que además de afrontar la crisis energética, está inmerso en una grave crisis política tras la dimisión de Boris Johnson. Actualmente, el Partido Conservador se encuentra en pleno proceso para sustituir a su primer ministro. Una caída en desgracia del exalcalde de Londres que ha sido muy celebrada desde Moscú.

España, por su parte, también está sufriendo con especial virulencia una inflación que está por encima de la media comunitaria, situándose en junio en el 10,2%. Además, el enfrentamiento con Argelia a cuenta del cambio de postura en el Sáhara Occidental le ha hecho más dependiente que antes del gas ruso.

Por tanto, los países europeos están al límite en este 2022 y probablemente la cosa vaya a peor con la llegada de los meses de frío. Está por ver cómo consiguen salir de esta.

EN VÍDEO I Se casa un mes después de perder las dos piernas por una mina del ejército ruso y comparte el vídeo en redes

ás historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.