1 / 2

Perdedores: los de siempre.

Si Trump te dice que todo va a estar bien... ¡huye!