La guerra en Siria es un "laboratorio" para probar drones, según un informe

La guerra en Siria que empezó hace once años ha sido un "laboratorio" para probar drones, tanto por parte de los Estados como de los yihadistas y otros grupos armados, unos artefactos que luego se usan en conflictos como el de Ucrania, afirmó el martes la organización PAX.

Desde que empezó el conflicto, seis países han desplegado 39 modelos de drones militares, según un informe de la organización holandesa PAX.

"Países y los grupos armados no estatales han probado varios nuevos tipos de drones y han explorado cómo mejorar tácticas y estrategias militares", afirmó PAX.

Es el caso de Irán, Israel, Rusia, Turquía, Estados Unidos y de las fuerzas armadas de Siria, según el informe. Todos ellos probaron drones en el país para perfeccionarlos y usarlos en otros conflictos.

En el norte de Siria, Turquía comenzó a desplegar drones militares en 2016 y el Bayraktar TB-2 se convirtió en "el dron de combate más conocido de Turquía, desempeñando un papel clave en los conflictos en Libia, Nagorno-Karabaj, Etiopía y, más recientemente, en Ucrania", dijo PAX.

Por su parte, Rusia pudo probar en Siria los drones de sus socios y probar sus propios aparatos y armas de combate.

aya/pc/jvb