Guerra Rusia-Ucrania. Moscú busca llevar la lucha en el este a las puertas de Kharkiv

·5  min de lectura
Policías ucranianos observan un edificio fuertemente impactado por un ataque ruso en Kharkiv, esta semana
Policías ucranianos observan un edificio fuertemente impactado por un ataque ruso en Kharkiv, esta semana - Créditos: @SERGEY BOBOK

KIEV.– Después de que la OTAN advirtiera que el conflicto en Ucrania podría extenderse por años, Rusia anunció este domingo la toma de una aldea cerca de la ciudad industrial de Sievierodonetsk, otro paso de Moscú en su intento de llevar el frente oriental a las puertas de la Kharkiv y sellar el control del este del país invadido en febrero pasado.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que había ganado Metyolkine, un asentamiento de menos de 800 personas antes de que comenzara la guerra. La agencia de noticias estatal rusa TASS informó que muchos combatientes ucranianos se habían rendido allí. El Ejército de Ucrania dijo que Rusia tuvo un “éxito parcial” en el área, que se encuentra a unos seis kilómetros al sudeste de Sievierodonetsk.

En Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, al noroeste de Lugansk, el Ministerio de Defensa de Rusia dijo que sus misiles Iskander habían destruido armamento suministrado recientemente por países occidentales.

Soldados ucranianos sostienen bengalas durante el funeral de un soldado y activista en Kiev
Soldados ucranianos sostienen bengalas durante el funeral de un soldado y activista en Kiev


Soldados ucranianos sostienen bengalas durante el funeral de un soldado y activista en Kiev

El Ejército ruso intentaba acercarse a Kharkiv, que experimentó intensos bombardeos en los primeros dos meses de la guerra, y convertirla en una “ciudad de primera línea”, dijo un responsable del Ministerio del Interior de Ucrania.

Hacia el sur, el armamento occidental había ayudado a las fuerzas ucranianas a avanzar 10 kilómetros hacia la Melitopol ocupada por Rusia, dijo su alcalde en un video publicado en Telegram desde las afueras de la ciudad.

En esa zona del país, el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, mostró la determinación de seguir resistiendo en el sur, tras una visita a las ciudades de Mykolaiv y Odessa el sábado.

Mykolaiv, que tenía medio millón de habitantes antes de la guerra, sigue bajo control ucraniano, pero está cerca de Kherson, región prácticamente ocupada por los rusos.

Además, se encuentra en la ruta hacia Odessa, el mayor puerto de Ucrania, unos 130 kilómetros al sudoeste, donde millones de toneladas de grano ucraniano están bloqueadas. “No daremos el sur a nadie, vamos a retomar todo, el mar será ucraniano y será seguro”, dijo Zelensky.

La cola de un cohete enterrado en el pavimento en la ciudad ucraniana de  Lysychansk, en la región oriental del Donbass
La cola de un cohete enterrado en el pavimento en la ciudad ucraniana de Lysychansk, en la región oriental del Donbass - Créditos: @ARIS MESSINIS


La cola de un cohete enterrado en el pavimento en la ciudad ucraniana de Lysychansk, en la región oriental del Donbass (ARIS MESSINIS/)

Tras haber fracasado en su intento de apoderarse de Kiev en el inicio de la ofensiva, a finales de febrero, el objetivo de Rusia parece ser ahora tomar totalmente las riendas de la cuenca minera del Donbass, compuesta por las regiones de Lugansk y Donetsk. Desde 2014, esta región está parcialmente controlada por separatistas prorrusos apoyados por Moscú.

En este contexto, el Ministerio de Defensa de Gran Bretaña dijo que tanto Rusia como Ucrania han continuado con fuertes bombardeos alrededor de Sievierodonetsk “con pocos cambios en la línea del frente”. Los analistas del Instituto para el Estudio de la Guerra, un grupo de expertos con sede en Washington, escribieron en una nota que “el Ejército ruso probablemente podrá apoderarse de Sievierodonetsk en las próximas semanas, pero a costa de concentrar la mayoría de sus fuerzas disponibles en esta pequeña área”.

La evaluación militar británica dijo que la moral de las unidades de combate ucranianas y rusas en Donbass era probablemente “variable”. Es posible que las fuerzas ucranianas hayan sufrido deserciones en las últimas semanas, indicó la evaluación

Añadió que “muy posiblemente el estado moral ruso siga siendo particularmente perturbado”, e indicó que “siguen ocurriendo casos en que unidades completas rusas se rehúsan a seguir órdenes y de enfrentamientos armados entre oficiales y sus tropas”.

Por otro lado, la Dirección Central de Inteligencia Ucraniana difundió lo que dijo eran llamadas interceptadas en las que soldados rusos se quejan de las condiciones en el frente de batalla, equipos defectuosos y falta de personal, según un reporte del Instituto para el Estudio de la Guerra.

Una unidad de operaciones especiales ucraniana carga minas antitanque para enterrarlas en un bosque con el fin de evitar el avance ruso en la provincia de Donetsk
Una unidad de operaciones especiales ucraniana carga minas antitanque para enterrarlas en un bosque con el fin de evitar el avance ruso en la provincia de Donetsk - Créditos: @Efrem Lukatsky


Una unidad de operaciones especiales ucraniana carga minas antitanque para enterrarlas en un bosque con el fin de evitar el avance ruso en la provincia de Donetsk (Efrem Lukatsky/)

En una entrevista publicada este domingo en el semanario alemán Bild am Sonntag, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que “nadie sabe” cuánto podría durar la guerra. “Necesitamos estar preparados a que dure años”, declaró.

Stoltenberg hizo un llamado a los aliados a que “no debiliten su respaldo a Ucrania, incluso si los costos son elevados, no solo en términos de ayuda militar, sino también por los aumentos en los precios de productos energéticos y alimenticios”.

En otro orden, el Kremlin volvió a fustigar a la Casa Blanca en su intento por armar a Kiev. “Al armar a Ucrania, Estados Unidos está tratando de darse cuenta de lo que anunció hace mucho tiempo, a saber, que Rusia debe ocupar su lugar, que Rusia no tiene derecho a su propia voz en los asuntos internacionales”, afirmó el canciller ruso, Sergei Lavrov.

Y acotó que Washington pretende que “Rusia debe obedecer las reglas inventadas por Estados Unidos” y que “eso es todo”. “Creo que entienden muy bien que no van a tener éxito”, añadió Lavrov, en una entrevista con Rossiya 1, el primer canal de la televisión estatal de Moscú.

Agencias Reuters, ANSA, DPA y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.