Guerra Rusia-Ucrania. Nuevo desplante mundial a Moscú: varios países se fueron de la reunión del G-20 cuando habló el ministro de Vladimir Putin

·3  min de lectura
Las delegaciones arriban al edificio del FMI para la reunión de primavera. (AP Photo/Jose Luis Magana)
Jose Luis Magana

WASHINGTON.- Rusia sufrió un nuevo desplante mundial en las reuniones de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial: los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales de varios países occidentales del G-20 se retiraron de una reunión del grupo cuando le tocó hablar al ministro del gobierno de Vladimir Putin.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen; la ministra de Finanzas de Canadá, Chrystia Freeland; la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, y el presidente de la Fed, Jerome Powell, fueron algunos de los funcionarios occidentales que se fueron del salón en la sede del Fondo donde se realizaba la reunión de ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-20 cuando le tocó hablar el representante del gobierno de Putin, Anton Siluanov, en una nueva muestra del repudio por la invasión de Rusia a Ucrania. El boicot a Rusia fue acordado y discutido de antemano.

“Las reuniones de esta semana en Washington tratan sobre el apoyo a la economía mundial, y la invasión ilegal de Ucrania por parte de Rusia es una grave amenaza para la economía mundial. Rusia no debería participar ni ser incluida en estas reuniones”, tuiteó Freeland.

“Las democracias del mundo no se quedarán de brazos cruzados ante la continua agresión y los crímenes de guerra de Rusia. Hoy, Canadá y varios de nuestros socios democráticos abandonaron el plenario del G-20 cuando Rusia intentó intervenir”, afirmó luego en la red social, junto con una foto en la que se veía a Powell, Lagarde, Yellen y otros funcionarios.

En la imagen no se ve al ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, quien participó de la reunión. El Ministerio de Economía no respondió a una consulta de LA NACION respecto de si Guzmán había participado o no de la protesta.

El ministro de Finanzas del gobierno ucraniano de Volodimir Zelensky, Serhiy Marchenko, habló en la sesión como invitados, y también se retiró durante la presentación de Rusia. Yellen y otros funcionarios asistieron a la sesión durante el resto del encuentro, pero también se retiraron cuando le tocó hablar al ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov.

La guerra en Ucrania ha sido el tema saliente del tradicional encuentro de primavera que reúne a la burocracia global abocada a preservar la salud de la economía. No hubo una sola sesión informativa que no quedara teñida por la invasión ordenada por Putin, que atentó contra la recuperación a la pandemia del coronavirus y aceleró la inflación, un flagelo que había regresado con la pandemia.

El gobierno de Estados Unidos de Joe Biden ha liderado una ofensiva diplomática global con el objetivo de aislar al Kremlin y de imponer duros castigos a Rusia y a Putin y a sus aliados por la invasión a Ucrania. Estados Unidos y sus aliados ya condenaron la invasión en una votación histórica en las Naciones Unidas, y expulsaron a Rusia del Consejo de Derechos Humanos. Biden ha dicho también que Rusia debe ser expulsada del G-20 por su invasión a Ucrania. Pero el grupo está dividido y no hay suficiente respaldo para expulsar a Moscú.

El grupo de potencias del G-7 está a favor, pero el resto de los socios, entre quienes están también la Argentina, Brasil, México, Sudáfrica, China, Indonesia y la India, se opone a la medida. China y la India han optado por una postura de neutralidad ante la agresión rusa, absteniéndose incluso en ambas votaciones que se realizaron en las Naciones Unidas contra Moscú.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.