La guerra de EU en Afganistán ‘ha terminado’: el último avión deja atrás a cientos de estadounidenses

·5  min de lectura

LA GUERRA en Afganistán, encabezada por Estados Unidos y que duró dos décadas, ha llegado oficialmente a su fin mientras el último avión militar despegaba del aeropuerto internacional de Kabul, ciudad gobernada por el Talibán, en medio de un caótico puente aéreo para transportar a ciudadanos estadounidenses y aliados afganos que sirvieron durante la guerra.

Sin embargo, mientras el último avión partía, muchas personas se quedaron atrás con la promesa de que los esfuerzos diplomáticos para facilitar su retorno continuarían.

“El último avión ha despegado. La guerra terminó”, declaró a Newsweek un oficial estadounidense de defensa de alto rango.

La aeronave, un avión de transporte estratégico C17 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos con el código MOOSE94, salió del país a las 23:59 hora local, un minuto antes del 31 de agosto, que es la fecha límite anunciada a principios de este año por el presidente Joe Biden para dar fin a las operaciones militares estadounidenses en Afganistán.

También lee: Qué sitios del Patrimonio de la Unesco están en Afganistán y por qué exigen protección

Poco después de que Newsweek reveló la noticia de la conclusión oficial de la guerra, el hecho fue confirmado por el jefe del Comando Central de Estados Unidos, el general del Cuerpo de Marines Kenneth F. McKenzie Jr., en una conferencia de prensa a la que asistieron Newsweek y reporteros de muchos otros medios de comunicación.

“Todos y cada uno de los militares en servicio de Estados Unidos están fuera de Afganistán”, dijo.

McKenzie indicó que entre los pasajeros del último vuelo se encontraban Christopher T. Donahue, el mayor general de la 82ª División Aerotransportada, y el embajador suplente de Estados Unidos en Afganistán, Ross Wilson.

En un “aviso para el personal aéreo” (NOTAM, por sus siglas en inglés) emitido por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, también se indicó que “a partir de este momento” el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai “no está controlado”.

No te pierdas: Panjshir, histórica provincia de la resistencia en Afganistán, busca acuerdo con los talibanes para compartir el poder

La noticia se produjo menos de dos semanas antes del simbólico 20º aniversario del 11/9, hecho que desencadenó la intervención de Estados Unidos en esa nación destrozada por la guerra, que entonces se encontraba bajo el gobierno del Talibán, el cual dio asilo al grupo militarista Al-Qaeda.

Conforme Estados Unidos sale del país, el Talibán recupera nuevamente el control de Afganistán. En una ofensiva final realizada este año, el grupo tomó el país provincia a provincia mientras el gobierno afgano, respaldado por Estados Unidos, así como sus fuerzas de seguridad, virtualmente se vinieron abajo, permitiendo que las fuerzas talibanas entraran en la capital a principios de este mes, prácticamente sin oposición.

A pesar de su histórica enemistad, Estados Unidos y los talibanes lograron un acuerdo de paz en febrero del año pasado, una iniciativa iniciada por el expresidente Donald Trump. Su sucesor prometió continuar con la retirada, y tras extender la fecha límite original, establecida para el 1 de mayo de este año, este martes, hora local, finalmente se produjo la salida.

El proceso se vio afectado por varios problemas, entre ellos, una rápida ocupación por parte del Talibán que, aparentemente, sorprendió incluso a los funcionarios estadounidenses, que aún clamaban por el establecimiento de un puente aéreo para decenas de miles de afganos que temían que ellos y sus familias pudieran ser objeto de represalias por haber servido a Estados Unidos.

Te interesa: Afganistán: ¿quiénes son los talibanes y cuál es su objetivo?

Asimismo, se produjo un mortífero ataque lanzado por la rama Khorasan (ISIS-K) del grupo militarista Estado Islámico, contra el que Estados Unidos arremetió de inmediato mediante un ataque con drones.

Se dice que un segundo ataque con drones, realizado este domingo, cobró la vida de otro presunto atacante de ISIS-K, pero los informes locales indican que diez miembros civiles de una familia afgana también murieron durante la ofensiva estadounidense.

En el último día completo de operaciones estadounidenses, se lanzó otro ataque con cohetes en el aeropuerto, pero la retirada siguió adelante. No obstante, McKenzie describió las operaciones recientes de Estados Unidos contra ISIS-K como “muy perjudiciales” para el grupo, e indicó que probablemente contribuyan a que este sea incapaz de provocar un mayor caos contra la retirada.

Asimismo, dio crédito al Talibán por su cooperación para facilitar el final de la presencia militar estadounidense.

Te recomendamos: Qué desean Rusia, China e Irán tras el retiro de las tropas estadounidenses de Afganistán

“El Talibán ha sido muy pragmático y muy formal al abordar esta retirada”, dijo McKenzie a la prensa este lunes.

Indicó que el grupo, que alguna vez representó una gran amenaza para los soldados estadounidenses en Afganistán, había “establecido un firme perímetro en las afueras del aeropuerto para evitar que las personas entraran durante nuestra salida, y nosotros trabajamos con ellos durante varios días”.

“Ellos no conocían directamente nuestra hora de salida”, dijo McKenzie. “Decidimos mantener esa información muy restringida, pero realmente fueron muy útiles y muy serviciales con nosotros mientras cerrábamos nuestras operaciones”.

No te pierdas: Afganistán: mujeres temen a amputaciones, casamientos forzados y violaciones bajo el régimen talibán

Al mismo tiempo, reconoció que no todas las personas que deseaban irse pudieron llegar a tiempo, entre ellas, varios ciudadanos estadounidenses.

“Pensamos que los ciudadanos que no pudieron salir son tan solo unos cuantos cientos”, dijo McKenzie. “Pienso que podremos sacar a esas personas. Creo que también vamos a negociar muy duro y muy agresivamente para sacar a nuestros otros socios afganos”.

“La fase militar ha terminado, pero nuestro deseo de sacar a esas personas sigue siendo tan intenso como lo fue antes”, añadió. “Las armas simplemente han cambiado de manos, por decirlo así, del ámbito militar al diplomático, y el Departamento de Estado ahora asumirá la dirección”. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.