Guerra declarada, Mercado Pago vs. fintech: la acusan de autoimponer una tasa y poner en riesgo al sector

Federico McDougall
·7  min de lectura

"Se cortó solo y nos mandó al muere a todos", lamenta del otro lado del teléfono uno de los tantos ejecutivos fintech que el miércoles quedó petrificado al enterarse de la novedad de Mercado Pago: comenzará a retener el Impuesto al Cheque en las transferencias a cuentas bancarias.

Tal fue el cimbronazo que la Cámara Fintech organizó una reunión de urgencia para este viernes a la tarde con miras a debatir el tema, ya que creen que podría poner en riesgo el crecimiento de la industria. En la cuadrícula del Zoom seguró faltará la celda del unicornio.

"Una vez más, aprovechó su posición dominante para matar al resto de la industria", señala un directivo de una fintech en ascenso, quien -sin embargo- calificó como "brillante" a la movida de la firma de Marcos Galperin.

"Fue una jugada maestra", coincide otro directivo del sector, quien advierte que Mercado Pago hizo algo que suena insólito: se adhirió por motu proprio a retener un gravamen para "evitar que la gente se vaya de su ecosistema".

Así, aduciendo su interpretación de la ley del Impuesto al Cheque, los usuarios que utilicen su nueva Central de Transferencias verán una tasa descontada cuando envíen fondos a una cuenta bancaria:

  • 1,2% si son resposables inscriptos o consumidores finales

  • 0,5% si son monotributistas

En pocas palabas, si un usuario requiere el efectivo, debe traspasar dinero de la billetera a su banco para retirarlo desde cualquier cajero automático. Por lo que está obligado a gastar en la plataforma si quiere evitar el gravamen.

Pero no sólo eso. El unicornio se asegura un ecosistema de dinero digital cerrado e impenetrable. Casi un monopolio.

Jugada brillante

En el sector fintech aseguran que la movida fue perfecta para los intereses del gigante del ecommerce, tanto para potenciar su posición dominante como para enviar señales en términos políticos. No es un secreto: Marcos Galperin está enfrentado con varios sectores del kirchnerismo.

"Con ese anuncio lanzado entre gallos y medianoches le mostró los dientes al Gobierno: en las redes comenzaron a criticar a la AFIP por un nuevo impuesto que no era tal", remarca a iProUP un importante directivo fintech.

En efecto, a nivel gubernamental la sorpresa fue tan grande como en las fintech. Algunas fuentes revelan que desde el unicornio mostraron una "ofrenda de paz": iban a comunicar enseguida una rectificación. Ese "enseguida" se transformó en dos horas.

El primer objetivo estaba cumplido: la culpa por retener ese gravamen era, para la mayoría de la gente, del Gobierno. Pero desde las fintech aseguran que la decisión fue de Mercado Pago.

En efecto, el Impuesto sobre Débitos y Créditos existe desde 2001, un recurso recaudatorio que iba a ser temporal, pero lleva casi dos décadas de vigencia.

Así, el segundo objetivo se puso en marcha: cerrar aún más su ecosistema para mantener y hasta acentuar su posición dominante en los pagos digitales. Una forma, también, de pasarles factura a las fintech que exigían la interoperabilidad de los códigos QR, del cual el unicornio reclama el copyright en Argentina.

"Está aplicando un tributo a su favor. Es un jugada de corto plazo que pone en riesgo a tod

a la industria", lamenta a iProUP otro jugador de la industria fintech.

Según las fintech, Mercado Pago busca
Según las fintech, Mercado Pago busca

Según las fintech, Mercado Pago busca "encerrar" a los usuarios en su ecosistema

Según su visión, Mercado Pago "hace su propia interpretación de la ley, se impone un imp

uesto y buscará así imponérselo a otras fintech". Además, el directivo agrega que esto conducirá a tres escenarios posibles:

  • "Mercado Pago deshará su posición, pero es poco probable que ocurra"

  • "La AFIP renunciará al cobro de la retención por no ser aplicable, pero también es levemente posible"

  • "El Gobierno aplicará impuestos a todas las operaciones con billeteras. Es lo más probable"

"Esto te lleva a que la AFIP recaude más, pero el lobby bancario va a pujar para gravar todas las transferencias", advierte el ejecutivo. Esta posición, sobre el "autoimpuesto" del unicornio, es compartida por otras empresas dentro de la cámara.

"A nivel normativo, no tenemos notificación sobre la obligación de aplicar la retención. Por ahora, no nos vemos afectados, estamos atentos a la regulación", remarcan a iProUP desde una compañía del sector.

Un sistema monetario propio

"Yo creo que tomaron esta decisión para lograr que los fondos dentro de Mercado Pago giren más tiempo dentro de la billetera. Así, los usuarios en lugar de retirarlos los deja en este ecosistema cerrado, lo que le representa más capital de trabajo", analiza un ejecutivo muy escuchado en el mundillo fintech local.

Varios de sus colegas coinciden en ese diagnóstico: el brazo financiero del unicornio no busca más que generar una suerte de sistema de flujo de dinero en el que los bancos ya no serán necesarios. Y otras fintech tampoco.

El impuesto al cheque a las transferencias hacia cuentas bancarias no lo aplica ninguna otra billetera
El impuesto al cheque a las transferencias hacia cuentas bancarias no lo aplica ninguna otra billetera

El impuesto al cheque a las transferencias hacia cuentas bancarias no lo aplica ninguna otra billetera

En este sentido, un importante directivo de una financiera digital ofrece tres ejemplos básicos del abuso de posición dominante de la empresa de Galperin:

  • "Un supermercado que cobre con QR a sus clientes va a pedirle a sus proveedores que también tengan cuenta en Mercado Pago para eludir la retención"

  • "Si un banco ofrece su propio QR y pagás con Mercado Pago, te va a retener el impuesto, por que es una transferencia CVU-CBU. Al comerciante no le va a quedar otra que tener Mercado Pago para que no le cobren de más al consumidor"

  • "Si voy a comer con un amigo y le quiero pasar plata a su banco con mi billetera digital para pagar mi parte, también me aplicará el impuesto. Es una locura"

La noticia de Mercado Pago llega, además, días antes de que finalmente el Gobierno confirmara las Transferencias 3.0 y la interoperabilidad del QR, dos cuestiones que tienden a nivelar la cancha entre fintech y bancos.

Así, cualquier billetera podrá leer cualquier código QR. Y la fintech que logró "reclutar" a ese comercio se llevará un 0,8% de la transacción.

La llegada del Impuesto al Cheque a las fintech no aparece por primera vez en el candelero: a mitad de 2019, el jefe de la AFIP Leandro Cuccioli adelantó que iban a aplicarlo a las billeteras. "Me consta que hubo un llamado para dejarlo standby. Y ahora Mercado Pago se lo autoimpone", afirma a iProUP un directivo de alta trayectoria en el sector público.

Y completa: "Mucha meritocracia, mucha meritocracia, pero sin ayuda estatal el QR no existiría. Al comercio le conviene porque no tiene retenciones impositivas y le sale más barato que cobrar con un POS, al menos hasta ahora. Terminamos subsidiando el QR: siempre su incentivo de uso fue eludir impuestos".

Según su visión, "lo que está mal es el impuesto al cheque", por lo que habría que equilibrar la cancha para que ni fintech ni bancos deban retenerlo.

"No podés jugar una semifinal con el VAR y otra sin el VAR. Tiene que ser equitativo. Hay que quitar esta retención a cuentas bancarias y virtuales porque lo que hay que 'castigar' es el uso de efectivo", remarca.

En efecto, el mayor temor de la industria es que Mercado Pago haya reglamentado -sin ser la AFIP- un gravamen que terminarán reteniendo todos los jugadores.

"A nivel tributario, siempre hay ambigüedades. Pero esto forzará a que todas las empresas del sector tengan que aplicarlo", lamenta otra voz muy respetada del ecosistema fintech local.

Por lo pronto, la industria fintech se reunirá este viernes para ver qué medidas tomar frente a la decisión unilateral de su principal jugador. Descreen del "no me quedó otra" que esgrime el unicornio y creen que el discurso de la apertura ya no le sirve.

Se viene otra etapa. La que implementan otros grandes de Wall Street (como Apple) para liderar en los negocios: un ecosistema lo más cerrado posible, para que el usuario piense dos veces antes de salirse. Juega en otra liga y no duda en hacer valer su poder de fuego.