En guerra: choque abierto entre Donald Trump y el Partido Republicano por un veto presidencial

LA NACION
·3  min de lectura

WASHINGTON.- Cuando faltan 20 días para la finalización de su mandato, el presidente Donald Trump recibió hoy una nueva bofetada de su propio partido, luego de que el Senado, dominado por los republicanos, anulara por primera vez un veto presidencial y aprobara el presupuesto de Defensa.

En el Senado, donde los republicanos tienen 52 bancas, la denominada Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés) fue aprobada con 81 votos a favor y 13 en contra, y dotada con 740.000 millones de dólares.

Trump había calificado al proyecto como "vergonzoso" y un "regalo" para China y Rusia y lo vetó después de que el Congreso se negara a incluir la derogación de una sección, la 230, que brinda una protección legal a las empresas de tecnología y de redes sociales, dos de sus recientes objetivos.

Coronavirus: para hacer frente al aumento de casos, Maduro decreta una "cuarentena radical"

"No voy a quedarme de brazos cruzados y ver cómo se aprueba esta vergüenza de ley sin contener a las grandes tecnológicas. Hay que acabar con la sección 230 ahora, antes de que sea demasiado tarde. Es horrible para nuestro país. Demuestren coraje y hagan lo correcto", escribió hace unos días Trump en su cuenta de Twitter.

El proyecto de ley también rechaza la intención de Trump de retirar tropas estadounidenses de Alemania y Afganistán, así como un plan para renombrar las bases militares que homenajean a soldados y altos cargos confederados, y una cláusula que limita las partidas presupuestarias destinadas a la construcción del muro en la frontera sur.

El récord de audiencia para el último discurso de Año Nuevo de Angela Merke l

La cuenta de Twitter del magnate echa humo contra los suyos. "Un débil liderazgo republicano llevará a la aprobación de la ley", había lamentado el martes en su cuenta de Twitter. "Negocien el texto o búsquense mejores líderes, ¡ahora!", recalcó.

A este choque entre el presidente y su partido se suma que la demanda de Trump de aumentar los cheques de estímulo por el coronavirus de 600 a 2000 dólares, medida estrella del segundo gran rescate económico recién activado, es rechazada por la mayor parte de republicanos.

Después de semanas de connivencia con el líder, la mayoría de los republicanos se distanció además de sus infundadas acusaciones de fraude electoral y reconoció al demócrata Joe Biden como presidente electo.

Incluso su vicepresidente y hasta ahora fiel escudero, Mike Pence, acaba de recurrir en los tribunales la intentona de un grupo de republicanos de Texas y Arizona para que use el poder que le confiere el cargo y torpedee la confirmación de la victoria de Biden este próximo miércoles en la sesión bicameral que celebra el Capitolio. Pence es uno de los republicanos que sopesa presentarse a candidato en 2024 y hasta ahora no se había desmarcado de su apoyo al mandatario.

Agencia DPA