Será declarada camposanto aldea Guatemala soterrada por alud debido a lluvias de Eta

Por Sofia Menchu
·2  min de lectura
Imagen de archivo. Soldados retiran escombros y barro de la aldea Quejá, en Guatemala, sepultada por un alud causado por las lluvias del ciclón tropical Eta.
Imagen de archivo. Soldados retiran escombros y barro de la aldea Quejá, en Guatemala, sepultada por un alud causado por las lluvias del ciclón tropical Eta.

Por Sofia Menchu

CIUDAD DE GUATEMALA, 10 nov (Reuters) - Una aldea de Guatemala cubierta por un alud de tierra tras las lluvias de la tormenta Eta será declarada camposanto después de que se suspendiera la búsqueda de supervivientes, informaron el martes las autoridades, pese a que los familiares de las víctimas quieren darles un último adiós.

El área montañosa de Alta Verapaz, a unos 200 kilómetros al norte de Ciudad de Guatemala, ha sido una de las más afectadas por Eta, cuyas precipitaciones dejaron decenas de muertos y desaparecidos desde Panamá hasta México.

En Alta Verapaz se halla la comunidad Quejá, que el jueves vio como el lodo y las piedras de la ladera de una montaña, reblandecida por las intensas lluvias, sepultaban parte de la comunidad, dejando ocho fallecidos y 88 desaparecidos, según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

En San Cristóbal Verapaz, municipio al que pertenece Quejá, el alcalde Ovidio Choc dijo el martes a Reuters que el caserío "se va a declarar camposanto". Horas antes el vocero de Conred, David de León, había anunciado la suspensión de la búsqueda de supervivientes.

"Hay 150 viviendas que quedaron prácticamente soterradas y hay 25 viviendas más en condición de riesgo", explicó De León. Los que sobrevivieron a la tragedia tuvieron que dejar atrás sus viviendas y pertenencias para buscar refugio en zonas aledañas.

Choc explicó que Conred va a determinar qué documentos son necesarios para declarar ese territorio camposanto, ya que "los comunitarios no pueden volver allí porque el lugar es inhabitable".

Sin embargo, los supervivientes, que dejaron atrás a parientes cercanos entre el dolor y la impotencia, se mostraron renuentes a detener la búsqueda.

"Yo no quiero que los cadáveres se queden allí. Hay familias que quieren ver la posibilidad de seguir buscando, pero Conred dijo que no va a dejar que podamos llegar por nuestra propia cuenta", afirmó a Reuters Alberto Ical, líder comunitario de Quejá.

Eta, que según Conred dejó 44 muertos y 99 desaparecidos en Guatemala, está actualmente cerca del extremo occidental de Cuba, donde en el transcurso del día dejará fuertes lluvias camino del norte del golfo de México, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

(Escrito por Raúl Cortés; Editado por Diego Oré)