Guatemala: liberan a mujer detenida con piezas arqueológicas

ANTIGUA, GUATEMALA (AP) — Una mujer estadounidense que fue detenida dos veces en Guatemala con piezas arqueológicas prehispánicas fue dejada en libertad por segunda vez en tres días.

Primero fue interceptada por la policía en el aeropuerto al tratar de salir hacia Estados Unidos con dos piezas y llevada ante juez que la dejó en libertad. Después volvió a ser detenida en un vehículo con otras 166 reliquias mayas, la jueza a cargo de la nueva causa también la dejó en libertad la noche del lunes.

La mujer detenida, Stephanie Allison Jolluck, de 49 años, dijo a la Policía que había comprado las piezas en un mercado en Antigua Guatemala al ser descubierta en el Aeropuerto Internacional La Aurora. Un juez la procesó por el delito de tráfico de tesoros nacionales, pero le concedió arresto domiciliar en lugar de prisión.

El domingo, dos días después de ser liberada con una medida alternativa a prisión, fue detenida en flagrancia por segunda vez en Antigua Guatemala en un vehículo, llevando esta vez 166 piezas arqueológicas. Iba acompañada de otro ciudadano estadounidense, Giorgio Salvador Rossilli, de 62 años.

La jueza de turno Sherly Figueroa fijó una fianza de unos 6,400 dólares a Jolluck y a su pareja Giogio Rossilli para dejarlos en libertad y los ligó al proceso por el delito de atentado contra el patrimonio natural y cultural de la nación, señaló a The Associated Press Jorge de León, fiscal de la causa. Ninguno de los dos podrá abandonar el país, dijo el fiscal.

AP intentó hablar con los defensores de los detenidos, pero salieron de la audiencia sin hablar con periodistas.

El Ministerio de Cultura y Deportes dijo en un comunicado el viernes que las piezas incautadas en el primer incidente son bienes culturales que consisten en hachas ceremoniales, la primera representa una guacamaya y la segunda a un mamífero. “Datan del Período Clásico Tardío (600 al 900 d.C.) y provienen de la costa sur del país”, indicó.

Las piezas, según el Ministerio, están elaboradas en piedra basáltica y su estado de conservación es regular debido a que se encuentran erosionadas y con desgaste de uso. Agregó que en el primer caso de Jolluck serán querellantes en el proceso por presunto tráfico ilícito de dos piezas arqueológicas prehispánicas.

El Ministerio Público dijo que coordinó con la Dirección General de Patrimonio Cultural del país para realizar un peritaje a lo incautado y establecer su origen.

Consultada sobre la situación de los involucrados, la embajada estadounidense dijo que “por motivos de privacidad y seguridad no proporcionan información sobre ciudadanos estadounidenses”.