Guatemala: un juez ordena investigar a nueve periodistas

GUATEMALA-PERIODISTA (AP)
GUATEMALA-PERIODISTA (AP)

Un juez guatemalteco ordenó el martes investigar a nueve periodistas y columnistas guatemaltecos que trabajan -o trabajaban- en el diario El Periódico, a solicitud de la fiscalía que se ha quejado de que las publicaciones sobre el actuar de operadores de justicia podrían ser constitutivas de delitos.

El juez Jimi Bremer instruyó, para saber si se está afectando maliciosamente a fiscales, operadores de justicia, jueces, magistrados o cualquier otra persona que pueda ser sujeto procesal en una causa, “pues que se investigue”.

Entre los periodistas señalados, que cubren la fuente judicial, el Ministerio Público y que han publicado investigaciones anticorrupción, están también la directora del periódico Julia Corado, la única mujer, y el columnista y excanciller Édgar Gutiérrez. Han optado por no pronunciarse ante lo que consideran un señalamiento estigmatizante contra los medios.

La fiscal Cinthia Monterroso -que también lleva la acusación en otra causa por la que está preso el presidente de El Periódico, José Rubén Zamora, por lavado de activos- se quejó ante el magistrado en la audiencia, argumentando que el medio hace publicaciones sobre denuncias, procesos disciplinarios y fallos dudosos de operadores de justicia, incluida ella, y que es necesario investigar quién ordena las publicaciones, así como el financiamiento de medios de comunicación.

El presidente de la Asociación de Periodistas de Guatemala, Mario Recinos, denunció un “retroceso en las libertades”. El representante gremial recordó que la constitución establece que no son “delito las críticas a los funcionarios” y “también protege la libertad de prensa y opinión”. Y agregó: “Estamos en alerta, pues esto es un reflejo de lo que sucede en países como Nicaragua”.

En la misma audiencia, el juez ligó a un nuevo proceso penal a Zamora, esta vez por conspiración para la obstrucción de la justicia.

Zamora lleva más de seis meses detenido por los delitos de lavado de dinero, tráfico de influencias y chantaje que le imputa la fiscalía. Según el ente investigador el periodista, uno de los más críticos del presidente guatemalteco Alejandro Giammattei, habría recibido de una persona 38.000 dólares y luego pidió a su amigo Rnald García Navarijo, procesado por corrupción, que depositara el dinero en un banco.

La defensa de Zamora sostiene que este no bancarizó el dinero en una cuenta propia para evitar que se conociera quién era el donante. Zamora ha dicho que el dinero era una donación para cubrir gastos del diario matutino que atravesaba una crisis financiera tras habérsele retirado pauta oficial.

El donante no quería ser identificado. Según familiares del periodista, varios empresarios han sido acosados y presionados para no pautar en el medio.

Tras denunciar a Zamora, su amigo García Navarijo fue beneficiado para permanecer en libertad por parte de la Corte de Constitucionalidad.

Varias entidades de prensa nacionales e internacionales han condenado lo que consideran una persecución a Zamora y a su medio, que se especializa en denuncias anticorrupción.