Guatemala: detenidos por traficar niño que murió en trayecto

·2  min de lectura

CIUDAD GUATEMALA (AP) — La fiscalía guatemalteca detuvo el viernes a un hombre y una mujer acusados de haber participado en el tráfico de un niño de tres años que murió cuando hacía el trayecto con su abuela hacia Estados Unidos en 2019.

La muerte del menor Macario Román Elías Joj Arnulfo en Coahuila, México, por un paro cardiorespiratorio desencadenó la investigación de la fiscalía de Tráfico Ilícito de Migrantes, que detuvo a Francisco Us López y Cristina Ajcop Pinula, a los que acusa de los delitos de tráfico ilegal de guatemaltecos y lavado de dinero.

López está acusado de captar migrantes, mientras que Ajcop de recibir en su cuenta de banco el dinero que pagaban los migrantes por emprender el viaje, según las investigaciones.

La fiscalía dijo que también busca a Diego Lux Tum, acusado de coordinar el tráfico de migrantes. Las detenciones se realizaron en el departamento de Baja Verapaz, en la región centro del país.

Según la investigación de la fiscalía, en julio de 2019 Patrocinia de la Cruz Pablo contactó a los acusados para viajar junto a su nieto desde Guatemala a Estados Unidos por alrededor de 6.500 dólares.

“La madre del niño había fallecido y este vivía con sus abuelos, que decidieron que debían llevárselo a su padre que vive en Estados Unidos; viven con mucha pobreza”, dijo a The Associated Press el fiscal del caso, Estuardo Campo.

Según el fiscal, la mujer emprendió el viaje el 16 de septiembre cuando Lux Tum los recogió y los llevó desde el centro del país hasta el departamento de Huehuetenango, en la frontera con México, donde los entregó a otros traficantes.

Los llamados coyotes los desplazan por México pero al llegar a Coahuila, ya en la frontera con Estados Unidos, los abandonaron. La mujer contó a la fiscalía que fue un viaje muy agotador con largas jornadas en camino y en las que tuvo que llevar al niño en brazos. Agregó que luego los mantuvieron varios días encerrados y tuvieron que comer huevos y papas crudas. Pero hubo jornadas en que pasaron sin dinero y sin alimentos.

“Cinco días estuvo la abuela y su nieto perdidos en el monte, los dejaron abandonados los coyotes. A los dos días se les acabó el agua y el alimento que llevaban”, señaló el fiscal.

“El 23 de octubre la señora se entregó a las autoridades mexicanas porque ya no podía más, llevaba al niño en brazos pero ya había fallecido”, dijo Campos, agregando que la mujer intentó pedir auxilio pero ya era muy tarde.

De acuerdo con el relato de la mujer, los coyotes pidieron dinero a sus familiares para gastos del viaje que fue depositado a cuentas de Ajcop Pinula, pero aún así no les dieron comida ni bebidas.

El fiscal dijo que se coordina con las autoridades de México para que investiguen a los coyotes que operan de ese lado y castigar a los que participaron en el tráfico del menor fallecido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.