En Guatemala "ahuyentan los malos espíritus" con barriletes gigantes

Sumpango (Guatemala), 1 nov (EFE).- Unos 20.000 turistas guatemaltecos y extranjeros visitaron este martes Sumpango, en el este de Guatemala, para observar un espectáculo de barriletes gigantes, el cual lleva más de un siglo de tradición en cada Día de Muertos.

"La tradición de los barriletes ahuyenta los malos espíritus, eso nos explicaron nuestros antepasados", contó a EFE este martes Yesenia Alquijay, de 30 años, quien desde los 6 visita el cementerio de Sumpango, un poblado maya ubicado 50 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca.

Alquijay, al igual que decenas de familias locales, inician el Día de Muertos, durante la madrugada, decorando las tumbas de sus seres queridos con flores de cempasúchil y pino.

Dicha rutina sirve de antesala al Festival de Barriletes Gigantes en Sumpango, una tradición en Guatemala que está cumpliendo 123 años este 2022.

Son un total de 45 grupos diferentes, conformados por artistas locales, quienes se organizan año a año para diseñar los barriletes de papel china y bambú, que miden entre 10 a 15 metros de altura, con diseños hechos a mano que honran sus raíces indígenas y a sus antepasados.

Este 2022, el festival fue bautizado con el tema central "De la tierra al cielo" y volvió a recibir a miles de visitantes, luego de permanecer dos años lejos del público debido a la pandemia por el coronavirus.

Desde 1978, los elaboradores de barriletes son motivados por medio de un concurso de categorías que premia los diseños más novedosos y los conceptos que rindan homenaje a los antepasados.

BARRILETES HECHOS POR NIÑAS

El festival había sido protagonizado principalmente por hombres hasta 1999, año en el que se fundó el grupo denominado "Orquídeas", una organización de mujeres jóvenes y niñas que cada año se unen a la tradición elaborando sus propios barriletes.

"Estoy orgullosa de mí por estar aprendiendo este arte. Los barriletes han sido conmemorados desde hace muchos años y se elevan para honrar a los difuntos que están en el cielo", dijo a EFE Ángela Guamuch, una niña de 14 años que participa en su primer festival.

Guamuch pasó tres meses, junto a 20 mujeres del grupo "Orquídeas", elaborando una cometa de 10 metros para participar en el festival este Día de Muertos.

"Este es un día de tristeza y alegría porque podemos compartir con nuestros seres queridos", enfatizó Álvaro Choreque, otro habitante de Sumpango, que previo a disfrutar del festival, acudió al cementerio para adornar la tumba de su hijo que falleció hace cinco años.

Por la tarde, los habitantes de Sumpango nombran a los barriletes ganadores de este año y esperan que la afluencia de visitantes aumente.

Cada 1 de noviembre, Guatemala celebra el Día de los Muertos con miles de personas visitando a sus difuntos en los cementerios del país centroamericano, por primera vez sin restricciones desde 2020 debido a la covid-19.

(c) Agencia EFE