Guardiola defiende su llamado a contar con 'más aficionados'

·2  min de lectura
El técnico Pep Guardiola, del Manchester City, da instrucciones a sus jugadores durante el duelo de la Liga de Campeones ante el Leipzig, en el estadio Etihad de Manchester, Inglaterra, el miércoles 15 de septiembre de 2021. (Martin Rickett/PA vía AP)

Para Pep Guardiola, se trató de un llamado antes de lo que esperaba que fuera un partido complicado.

Para algunos aficionados del Manchester City, fue un comentario inoportuno que cuestionó su lealtad.

Un choque ha estallado entre el estimado técnico del City y una sección de los seguidores del club tras el exhorto de Guardiola a que “más gente” acuda al partido del City en casa por la Liga Premier frente Southampton el sábado —tres días después de una victoria disputada de 6-3 sobre Leipzig en la Liga de Campeones en el estadio Etihad.

La asistencia para el choque con Leipzig fue de 38.062 personas en el Etihad de una capacidad cercana a las 55.000.

Una de las personas molestas por las declaraciones de Guardiola fue Kevin Parker, el secretario general del club oficial de aficionados del City, quien acusó al estratega español de no comprender las dificultades que implica acudir a los juegos vespertinos de mitad de semana y caer en el juego de los aficionados de los equipos rivales que con frecuencia se burlan del City por no contar con suficientes espectadores en algunos partidos.

“Él es absolutamente el mejor técnico del mundo, pero de la manera más amigable posible, yo pienso que quizá debería limitarse a ello”, dijo Parker, quien describió los comentarios de Guardiola como “decepcionantes e innecesarios”.

Guardiola respondió a Parker el viernes en una conferencia de prensa previa al encuentro con Southampton, señalando que “definitivamente no” ofrecería disculpas por los comentarios y que se trató de un “malentendido”.

“No me malinterpreten ni pongan palabras en mi boca que yo no dije”, declaró Guardiola. “Eso es lo que no me gusta. Yo nunca seré un problema para mis aficionados. Si me convierto en un problema para mis aficionados, me haré a un lado. No tengo problema con eso”.

Guardiola explicó que había visto a sus jugadores lucir “exhaustos” en los vestuarios después del encuentro disputado contra Leipzig y rápidamente se dio cuenta que necesitarían el apoyo de los aficionados al enfrentar a Southampton, dado el poco tiempo entre compromisos y el estilo de juego energético y de presión constante del Southampton.

“Cuando uno juega en la Liga de Campeones, resulta muy demandante tanto física como mentalmente, mientras que ellos (Southampton) tienen toda una semana para preparar el juego”, detalló Guardiola.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.