Guardia Nacional toma el control de las gasolineras en Acapulco para “evitar tragedias mayores”

undefined
undefined

La Guardia Nacional tomó el control de todas las gasolineras en Acapulco, Guerrero, para evitar “una tragedia mayor” ante la forma en que los habitantes intentan obtener gasolina tras el paso del huracán Otis, que dejó daños en todo el puerto.

En una llamada telefónica, el presidente Andrés Manuel López Obrador preguntó al secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval si ya habían controlado para parte de los saqueos y robos, a lo que el funcionario explicó que ubicaron áreas en donde las personas extraían combustible de “de forma ilegal”.

“Ya hemos ido ubicando las áreas donde se estaba haciendo este tipo de actividad y la Guardia Nacional ha tomado el control de todas las gasolineras, porque se identificó que se concentraba gente; vimos que era muy importante tomar gasolineras porque pueden provocar una tragedia mayor al extraer combustible de forma ilegal”; sostuvo.

Además, Sandoval explicó que para reforzar la seguridad se desplegarán 2 mil elementos más. En total, para cubrir las tareas de seguridad, habrá 5 mil miembros de la Guardia Nacional desplegados por las zonas más afectadas.

López Obrador hizo un llamado para que las personas sigan actuando con rectitud y orden.

“El pueblo de Acapulco siempre ha sido muy solidario, siempre ha sido un pueblo bueno, un pueblo muy luchador, , hago un llamado para que en estos momentos difíciles sigamos actuando con rectitud, con orden, para que no falten las necesidades, mejor dicho, que se tengan cubiertas las necesidades básicas, todas las necesidades que se tengan van a ser cubiertas”; aseguró.

Policías estatales intentan abastecerse de gasolina en Acapulco.
Policías estatales intentan abastecerse de gasolina en Acapulco.

Pobladores de Acapulco denuncian falta de apoyo

La declaración de Sandoval se da 24 horas después de que los pobladores, desesperados por la falta de comida, agua, electricidad y combustible, denunciaron que la ayuda no llega de manera fluida.

Leer: “¿Dónde está el gobierno?”: la ausencia de autoridad y la lenta entrega de víveres generan caos en Acapulco

Incluso, algunos ciudadanos acusaron a la policía estatal de robar el combustible.

“¡Es un abuso de autoridad, los policías se están llevando la gas!”, dijo un hombre que pretendía recargar combustible. 

Animal Político presenció el momento en que uno de los agentes ministeriales agarran del cuello a una de las personas que quiere comprar gasolina y se lo llevan aparte, hasta que la turba reacciona airada y sale corriendo hacia el grupo de policías ministeriales, que al percatarse de que la situación se ha tornado en un peligroso polvorín deciden soltar a la persona y meterse rápido a sus patrullas para abandonar a toda prisa la gasolinera.