La Guardia Estatal de Florida recién fue revivida y ya va por su tercer director en un año

El veterano del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos, Mark Thieme, será el próximo director de la nueva Guardia Estatal de la Florida, anunció el viernes el gobernador Ron DeSantis.

Thieme ha pasado más de 35 años en los Marines, en los últimos tiempos como coronel y oficial de alto rango de operaciones, según informó la oficina del gobernador. Entre sus logros se incluyen “el lanzamiento y organización de una nueva organización civil militar”, dijo la oficina.

Thieme será el tercer director de la Guardia Estatal en el último año. El primer director se suicidó. El segundo, el capitán de la Reserva de la Marina de Guerra, Luis Soler, renunció a mitad de su mandato, en junio, durante las primeras clases de entrenamiento de la Guardia Estatal.

La organización que se remonta a la época de la Segunda Guerra Mundial fue revivida por la Legislatura de la Florida, a pedido de DeSantis, pero ha tenido dificultades en echar a andar.

Concebida originalmente como una organización de 400 miembros que podría darle una mano a la Guardia Nacional de la Florida, saturada de trabajo y corta de personal, su alcance y su misión han cambiado drásticamente en los últimos 12 meses.

Sus organizadores originales planeaban en un inicio, que sus miembros, que son voluntarios, usaran playeras tipo polo y caquis y ayudaran en las labores de recuperación tras el paso de desastres naturales y de otro tipo que ocurrieran en la Florida.

Pero en la actualidad, sus miembros son considerados soldados y visten uniformes de camuflaje. El gobernador puede enviarlos fuera del estado en caso de una emergencia, y en el presupuesto de la agencia se incluyen botes, aviones y helicópteros. Las primeras clases de entrenamiento de la Guardia Estatal incluían “habilidades de combate” y cómo disparar armas con proyectiles de salva durante un marco parecido a un videojuego.

Los confusos mensajes provocaron que los militares veteranos que se presentaron como voluntarios para la Guardia Estatal renunciaran debido al entrenamiento al estilo de una milicia.

Los veteranos que asistieron a las sesiones de entrenamiento este verano, le dijeron al Herald/Times que los entrenadores de la Guardia Estatal no tenían experiencia y los entrenamientos eran un desastre.

Uno de los voluntarios, un capitán deshabilitado de la Marina, llamó a la policía del área para reportar que fue golpeado por instructores de la Guardia Nacional de la Florida cuando a la fuerza lo metieron en una furgoneta después que cuestionó el programa y su equipo de dirección.

DeSantis dijo que revocaría prohibición sobre la culata rebotadora de los fusiles. ¿Ha hecho algo?

DeSantis pide internar involuntariamente a más personas para evitar tiroteos masivos

La sede de $10 millones de la Guardia Estatal de la Florida incluirá un campo de tiro, oficinas y mucho más

Traducción de Jorge Posada