Guardar alimentos en latas abiertas podría afectar tu salud

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 25 (EL UNIVERSAL).- Las latas son uno de los mejores aliados al momento de mantener la comida en buen estado durante mucho tiempo, eso sí, siempre y cuando no estén abiertas. La razón es que para que una lata esté sellada herméticamente, debe pasar por un proceso térmico que protege el interior de microorganismos y hongos, asegurando alimentos seguros y saludables. Pero ¿es buena idea guardarlas en el refrigerador?

Si bien las latas ayudan a proteger alimentos como atunes y verduras mientras están cerradas, las cosas cambian cuando los enlatados se abren. No importa si son de aluminio o están recubiertas con plástico, una vez abiertas, las latas perjudican más de lo que ayudan.

Muchas personas dan por hecho que guardar comida en el refrigerador automáticamente protege y conserva los alimentos, pero no es así.

Almacenar comida en este electrodoméstico nos obliga a saber ciertas cosas, como que no se puede guardar comida enlatada ahí. La razón es más sencilla de lo que crees.

La función de las latas se da cuando están selladas, una vez abiertas, ni siquiera sirven como recipiente. Guardar alimentos en latas abiertas podría afectar tu salud y causar lo siguiente:

- La comida se puede oxidar. El portal Consumo Fácil informa que una lata abierta puede presentar corrosión debido a las bajas temperaturas y otros líquidos con alto contenido de ácido (como el tomate o ciertas frutas) que pueden llegar al metal, esto se le conoce como lixiviación.

- Las latas pueden contaminar la comida. Dado a que ya no está sellada al vacío, una lata tradicional despide partículas de metales y si está recubierta de plástico, puede desprender Bisfenol-A (BPA). La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) menciona que, en pocas cantidades, no es mortal, pero siempre es buena idea evitar tener estos compuestos en nuestro organismo.

- Si guardas comida enlatada abierta, no sabrá bien. Esto en sí no es un riesgo importante, pero tienes que saber que el sabor, olor y apariencia de los alimentos va a empeorar.

- Te puedes intoxicar. Como lo mencionamos antes, el metal crea más problemas de los que resuelve cuando una lata está abierta. El pescado enlatado puede contaminarse, lo que podría terminar en escombroidosis, una intoxicación por ingerir pescado azul contaminado.

La Academia Española de Dermatología y Venereología explica que la escombroidosis no es mortal, pero sí muy molesta, ya que actúa como una reacción alérgica (los síntomas incluyen enrojecimiento cutáneo, picazón, taquicardia, y dolor de cabeza).

Guarda la comida enlatada correctamente

Beatriz Robles, nutrióloga por la Universidad de León y divulgadora científica española, comenta que, si bien la lata no hará que la comida sea mortal, podría acelerar la llegada de microorganismos y bacterias al atún o vegetales, además de causar un mal olor y alteraciones a su sabor, como ya lo habíamos comentado.

La verdad, nadie quiere lidiar con ello, así que te damos algunas recomendaciones en caso de que quieras guardar comida enlatada:

- La FDA recomienda en cuanto a pescados enlatados y vegetales que, si no los consumes al momento, los refrigeres después de abrir la lata, pero en un recipiente de plástico o vidrio.

- Es recomendable que los alimentos enlatados se refrigeren hasta 2 días después de haber sido abiertos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.