Guarín, dado de alta tras resultar herido en altercado

·1  min de lectura

BOGOTÁ (AP) — El centrocampista Freddy Guarín, quien llegó a ser seleccionado de Colombia en el Mundial de Brasil 2014, fue dado de alta el sábado del hospital donde se le atendió durante dos días por una herida que sufrió durante un altercado familiar.

Esa confrontación derivó en la intervención policial y en la presentación de acusaciones contra el futbolista, por agredir a sus padres, así como a autoridades, médicos y enfermeras.

Pero Guarín deberá sólo pagar una multa menor, el equivalente a 130 dólares, por quebrantar el Código de Seguridad y Comportamiento Ciudadano, al “reñir, incitar o incurrir en confrontaciones violentas que puedan derivar en agresiones físicas” y además por “irrespetar las autoridades de policía”.

El día del escándalo, el coronel Daniel Mazo, comandante operativo de la policía metropolitana de Medellín, precisó que el futbolista se había herido la mano derecha cuando golpeó un cuadro.

Distintos videos, propagados mediante las redes sociales, habían mostrado parte de los altercados del futbolista de 34 años frente a la casa de sus padres y en las proximidades de una clínica adonde lo trasladaron las autoridades en Envigado, 12 kilómetros al sur de Medellín.

Guarín no encararía por ahora un proceso judicial porque no fue denunciado por sus padres ante las autoridades.

Luego de una trayectoria de 16 años en Argentina, Europa, China y Brasil, Guarín regresó a Colombia. Se vinculó con Millonarios de Bogotá esta temporada.

No acudió a la práctica del lunes, aduciendo asuntos familiares.