La guajolota más original está en la Roma

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 2 (EL UNIVERSAL).- Concha y Nata es un negocio que abrió cuando empezó la pandemia. Gracias a su creatividad y comida comfort food han podido lidiar con esta situación durante estos 10 meses. Además de sus conchas rellenas de nata, lo que se ha vuelto famoso de este lugar son las guajolotas.

El pan se hornea con el tamal

El chiste de estas guajolotas es que hornean al mismo tiempo el tamal y el bolillo, una idea original, pues nos ahorramos el paso de partir el bolillo por la mitad. El pan del bolillo aunque tiene migajón, es una capa delgada y crocante. Esto lo hace ligero y fácilmente te comes dos guajolotas, porque aunque no son light, lo que sobresale de esta receta es el tamal y no el pan como en las clásicas preparaciones. Se parten a la mitad y se disfrutan con los chipotles caseros de la casa.

En cuanto a las opciones hay: verde con queso manchego, mole coloradito con pollo además de frijoles refritos y longaniza. El pan es tan exitoso que lo puedes pedir para llevar a casa ya sea en baguette (con un día de anticipación) y bolillos, en una bolsa de 10 piezas.

Concha y Nata

IG @conchaynata

www.conchaynata.com

Colima 268 Roma Norte, CDMX