Guaidó atribuye el acuerdo entre Venezuela y EEUU al interés de Maduro por liberar a sus sobrinos

ASAMBLEA NACIONAL VENEZUELA/ASAMBLEA NACIONAL VENEZUELA

El dirigente opositor venezolano Juan Guaidó ha atribuido el acuerdo anunciado el sábado entre Estados Unidos y el gobierno venezolano para la liberación de dos sobrinos de la esposa del gobernante venezolano, Nicolás Maduro, a cambio de siete estadounidenses a que el dirigente venezolano busca “simplemente el beneficio de su entorno”.

“Una vez más la dictadura de Maduro evidencia que no le interesan los venezolanos, sino simplemente el beneficio de su entorno al pedir a narcotraficantes a cambio de rehenes”, ha publicado Guaidó en su cuenta en Twitter. “Se ratifica que en Venezuela opera un sistema criminal que amenaza al hemisferio”, ha remachado.

Guaidó, autoproclamado presidente encargado de Venezuela y reconocido como tal por Estados Unidos, ha dado difusión a un comunicado oficial de su oficina presidencial en el que señala que este acuerdo “prueba una vez más que en Venezuela opera un régimen criminal, vinculado al narcotráfico”.

La oposición recuerda así que los dos excarcelados por Estados Unidos son Franqui Flores y Efraín Antonio Campo Flores, condenados a 18 años de cárcel en Estados Unidos de los cuales han cumplido 7. “Hoy conocimos que la dictadura de Nicolás Maduro canjeó a estos dos criminales venezolanos por 7 rehenes estadounidenses que mantenía secuestrados”, ha señalado.

Guaidó y su entorno consideran así la excarcelación de Flores y Campo como una “decisión soberana” de Washington “en la que el Gobierno Encargado de Venezuela no tuvo nada que ver”.

“La liberación de siete estadounidenses secuestrados por la dictadura de Maduro es una buena noticia para sus familias. Nadie merece vivir el infierno que viven millones de venezolanos bajo un régimen que viola sistemática y masivamente sus derechos humanos. Tal como lo ha señalado la ONU, Maduro ordena directamente los crímenes de lesa humanidad en Venezuela”, ha añadido la nota del organismo que lidera Guaidó.

La “dictadura” que dirige Maduro “además de ser una amenaza para la seguridad de las personas de cualquier nacionalidad en el país, es un riesgo para toda la región y el hemisferio”, ha argumentado la nota de la oficina de Guaidó.

Otro opositor, Diego Arria, ha criticado el acuerdo por ser un “negocio criminal” y ha destacado que Washington ha negociado este acuerdo con un “régimen usurpador” que su propia administración estadounidense no reconoce.

“Lo están haciendo con una persona que, de acuerdo con la justicia norteamericana, ha cometido actos criminales y por la que se ofreció una recompensa de 15 millones de dólares”, ha argumentado Arria en entrevista con el diario venezolano ‘El Nacional’.

Para el exgobernador de Caracas no resulta ninguna sorpresa “este tipo de canjes con criminales”, ya que se trata de un movimiento que los gobiernos han hecho con frecuencia. Sin embargo, resaltó que en el caso de Estados Unidos llama la atención debido a que se han vanagloriado de que el poder judicial es independiente del Ejecutivo.

EEUU libera a los sobrinos de Maduro en intercambio de prisioneros