Guadalajara entra en programas de tandeos para abastecer de agua

·2  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., marzo 17 (EL UNIVERSAL).- Además de las 213 colonias del norte y oriente del Área Metropolitana de Guadalajara que padecen desabasto de agua por los bajos niveles en la presa Calderón, a partir de este jueves otras 159 colonias entrarán a un programa de tandeos para recibir agua dos días sí y dos días no durante al menos dos meses.

Ante esta situación, académicos del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (Iteso) criticaron el manejo que han hecho las autoridades estatales de esta crisis hídrica y la desinformación al respecto, pues mientras el gobernador del estado, Enrique Alfaro, asegura que es un problema de infraestructura y se arreglará con la conclusión del Acuaférico, el titular de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública, David Zamora, asegura que la obra sólo distribuirá mejor el agua pero no resolverá la escasez.

Según el director del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), Enrique Torres Lugo, la presa Calderón, que abastece al 14% de la metrópoli, recibió menos agua el año pasado por la falta de lluvias en la cuenca del río Verde y debido a la pandemia de Covid-19 la gente en la ciudad utilizó 11% más agua de lo normal.

Aunado a esto, las obras inconclusas del Acuaperiférico impiden llevar líquido desde otras fuentes de abastecimiento a las colonias afectadas; las obras estarán concluidas en unas semanas y mientras tanto para llevar un poco de agua al 10% de la ciudad que no tiene de donde abastecerse, se implementó el nuevo programa de tandeos, explicó Torres Lugo.

"¿Por qué si las autoridades sabían de un bajo temporal de lluvias desde el año pasado, no comenzaron a tomar medidas desde octubre del 2020, cuando el balance de la precipitación ya era claro? ¿Qué sentido tiene construir otras presas si, según afirman las autoridades, pierden su utilidad cuando el temporal de lluvias no es el que esperaban, esto a pesar de la elevada inversión que implican las presas?

¿Cuál sería la utilidad real del acuaférico sin una política integral del cuidado de las fuentes naturales?", cuestionaron, entre otras cosas los académicos del Iteso.

En su opinión, el SIAPA debe explicar con claridad y de forma clara las causas reales del desabasto, además de que, en cuanto a gestión de agua, se debe cambiar "del paradigma de la gran infraestructura hidráulica al paradigma del sostenimiento de la vida humana y el?cuidado de los ecosistemas de los cuales dependemos".

Por su parte, habitantes de Temacapulín, que durante más de tres lustros se han opuesto a la construcción y operación de la presa El Zapotillo sobre el río Verde (actualmente detenida por diversas irregularidades), señalan que el discurso implementado por el gobierno estatal sobre la escasez de agua busca ser el pretexo para reactivar la obra, cuando la crisis de agua en la ciudad se debe a la mala administración de ésta.