GSK está cerca de conseguir una vacuna contra el virus respiratorio común

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El logo de GlaxoSmithKline en sus oficinas de Londres, Reino Unido

Por Natalie Grover

LONDRES, 10 jun (Reuters) - GSK pretende presentar su vacuna contra el virus respiratorio sincicial (VRS) a los organismos reguladores para que la revisen a finales de este año, después de que los datos preliminares mostraran que la vacuna era eficaz en un estudio de última etapa muy vigilado en el que participaron adultos mayores.

El VRS es una de las principales causas de neumonía en niños y ancianos, pero la compleja estructura molecular del virus y los problemas de seguridad han obstaculizado los esfuerzos para desarrollar una vacuna desde que se descubrió el virus en 1956.

Compañías como Pfizer, J&J, Sanofi, Moderna y AstraZeneca, también se apresuran a conseguir la aprobación de una terapia o vacuna contra el VRS.

El último ensayo de GSK es el primero que muestra una eficacia estadísticamente significativa para el VRS en adultos de 60 años o más, informó el viernes la farmacéutica británica sobre el estudio en curso.

Las acciones de la empresa subían un 2,4% en las primeras operaciones.

Si se aprueba, se espera que la vacuna contra el VRS genere miles de millones para GSK, que ya es el mayor fabricante de vacunas del mundo por ventas, pero que se ha enfrentado a la presión de inversores activistas como Elliott Management, que han instado a la empresa con sede en Londres a reforzar su cartera de medicamentos.

Los datos sobre el VRS suponen un impulso decisivo para el éxito del desarrollo de medicamentos de GSK, que se prepara para escindir su empresa de salud del consumidor el próximo mes y convertirla en una compañía independiente que cotizará en bolsa, llamada Haleon. Tras la escisión, GSK se centrará exclusivamente en las vacunas y los medicamentos de venta con receta.

GSK también está evaluando si la vacuna administrada a las mujeres embarazadas puede conferir inmunidad a los niños no nacidos.

En febrero, la empresa detuvo la inscripción y la vacunación en tres ensayos sobre el VRS en mujeres embarazadas, tras haber pausado inicialmente los estudios basándose en las recomendaciones de seguridad de un comité independiente.

En el ensayo con adultos mayores, GSK dijo que no se observaron problemas de seguridad inesperados en el análisis intermedio.

El VRS es uno de los virus causantes de enfermedades más comunes. La mayoría de los casos son leves, pero provoca cada año unas 360.000 hospitalizaciones y más de 24.000 muertes en todo el mundo, según las cifras de GSK.

El tratamiento mensual Synagis de la sueca Orphan Biovitrum,, es actualmente la única terapia preventiva contra el VRS en lactantes de alto riesgo.

El viernes, GSK no reveló la magnitud de la protección conferida por la vacuna, salvo para decir que la vacuna ofrecía una "protección excepcional" para los adultos mayores frente a las graves consecuencias de la infección por el VRS.

En cambio, los detalles se presentarán en revistas médicas y en una próxima reunión científica.

Analistas de Jefferies predijeron que la vacuna para adultos mayores podría generar 2.500 millones de dólares en ventas máximas globales en una nota publicada el mes pasado.

(Reporte de Natalie Grover en Londres; edición de Jason Neely, David Goodman y Barbara Lewis; traducción de Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.