Grynspan insta a realizar una "revolución de calidad educativa" en A.Latina

ivc/rgm/laa

Buenos Aires, 15 mar (EFE).- La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, instó hoy a iniciar una "revolución de calidad educativa" en América Latina para acabar con la "brecha de competencias" entre las habilidades de la juventud y las oportunidades laborales, en un acto sobre el G20 en Argentina.

Referentes políticos, educativos y sociales del país austral y la región intervinieron en el seminario "Camino al G20: el futuro de la educación en la era digital" organizado por la Revista Noticias, la Fundación Embajada Abierta y la Fundación de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

Ante autoridades diplomáticas y medio centenar de estudiantes universitarios y docentes, Grynspan destacó que la tasa de educación superior en América Latina se cuadruplicó desde los años 80 y, actualmente, dos tercios de quienes llegan a la universidad son "la primera generación" de su familia que lo logra.

Sin embargo, "puede haber un desencuentro entre las aspiraciones de los jóvenes y los esfuerzos que la sociedad ha hecho y las posibilidades reales de inserción al mundo que viene", advirtió.

En ese sentido, señaló que con el acceso universitario no está todo logrado, por lo que debe producirse una "revolución de calidad educativa".

"Si no, habrá un desencuentro entre las oportunidades reales y las habilidades", como ocurre hoy, lo que ha hecho que Latinoamérica sea "una de las regiones que tiene la mayor brecha de competencias del mundo", afirmó.

Quien fuera vicepresidenta de Costa Rica (1994-1998) hizo hincapié en que no se debe educar para un trabajo particular, sino que debe hacerse "para un mercado laboral y una sociedad que van a cambiar sin cesar".

"Sabemos que esas habilidades van a depender también de la rapidez con las que las hagamos. Vivimos en un mundo donde no van a ser los peces grandes los que se coman a los chiquitos, sino los peces rápidos los que les ganen a los otros", aseguró.

El director del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (Intal) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Gustavo Béliz, apuntó que la inteligencia artificial, la realidad virtual o el internet de las cosas son "los nuevos dragones de aquellos territorios inexplorados" de la antigüedad y, por ende, generan "enojo" y "miedo" en la sociedad.

Por ello, instó a construir un "New Deal digital" que termine con ese "panic attack" que lleva a los trabajadores a pensar que sus actividades van a desaparecer por los avances tecnológicos cuando, en realidad, muchas, como la industria automotriz, "se van a enriquecer".

Béliz advirtió sobre el hecho de que, según encuestas del Intal, el 16 % de los latinoamericanos que tiene un "smartphone" pasa hambre, lo que refleja que la región tiene "pobreza analógica y riqueza digital".

"Hay una contradicción muy profunda entre el avance de la tecnología en materia de datos y la pobreza en temas básicos de la vida cotidiana", señaló antes de apuntar a la necesidad de que los estados cuenten con "capacidades regulatorias" que pongan la tecnología al servicio de objetivos sociales.

Con eso en mente, vio esencial incorporar "cláusulas tecnológicas" en las negociaciones de los bloques regionales porque contribuyen al "desarrollo tecnológico y científico de un país".

"El problema no son los elementos masivos de 'big data', el problema son los pequeños valores. El problema no son las máquinas que piensan, el problema son las personas que no sueñan", sentenció Béliz.

Por su parte, el neurocientífico Facundo Manes subrayó la importancia de que los países inviertan en ciencia y en conocimiento, ya que solo de esa manera pueden desarrollarse.

"La educación no es suficiente porque, aunque cambiemos el sistema educativo, muchos no juegan el partido por la malnutrición y la pobreza", afirmó antes de instar a la sociedad argentina que "presione para vivir con el paradigma de conocimiento".

También advirtió que hay que "reinventar" la figura del docente, que ya no tiene que centrarse en transmitir información (porque actualmente está disponible para todos), sino que debe "unir los egos del equipo para generar más conocimiento" y enseñar a los alumnos a comunicarlo.

"Lo digital, la tecnología, no va a reemplazar al ser humano", dijo. EFE

ivc/rgm/laa