Grupos indígenas dicen que condonación de la deuda soberana ayudaría a preservar la Amazonía

·2  min de lectura

Por Marcelo Rochabrun

LIMA, 5 sep (Reuters) - Grupos indígenas de la cuenca del Amazonas pidieron el lunes a las instituciones financieras que condonen las deudas soberanas de las naciones sudamericanas que conforman la selva amazónica, a cambio de compromisos para preservar el medio ambiente.

La Amazonía es la selva tropical más grande del mundo y su cuidado y permanencia es considerado clave para evitar los impactos más catastróficos del cambio climático.

El llamado proviene de un informe publicado esta semana dirigido por Coica, una organización de grupos indígenas que viven en la Amazonía en nueve países diferentes.

La compensación "es perdonar la deuda existente a cambio de compromisos para poner fin a la extracción industrial y promover protecciones en áreas prioritarias clave, territorios indígenas y áreas protegidas", según el informe.

Al vincular los ingresos fiscales que los gobiernos deben generar para pagar su deuda con los impactos en la selva amazónica, Coica busca impulsar la renegociación de la deuda soberana con un enfoque en la preservación.

Coica tiene como objetivo preservar el 80% de la Amazonía para 2025, una meta que describe como aún posible a pesar de los altos niveles de deforestación en los últimos años.

Si bien la Amazonía está escasamente poblada, tiene un valor económico significativo, especialmente la extracción de petróleo en Ecuador y Colombia, y la minería aurífera informal principalmente cerca a ríos en Brasil, Perú y Bolivia.

"Estas deudas (soberanas) adquiridas son previstas para ser pagadas con recursos que están en territorios indígenas, como petróleo, minería y otros", dijo el vicecoordinador de Coica, Tuntiak Katan, de origen ecuatoriano.

Entre los países amazónicos, Brasil, Ecuador y Colombia soportan una importante deuda soberana.

La propuesta apunta a domar lo que describe como un "círculo vicioso" en el que los países de la región amazónica "requieren más recursos para cubrir sus deudas, necesidad que (los) empuja a impulsar las cadenas productivas extractivas en sus países, ejerciendo una mayor presión sobre los recursos naturales y que, a su vez, implica mayor riesgo climático", según el informe.

(Reporte de Marcelo Rochabrun, editado por Marco Aquino)