Grupos defensores califican de “decepcionantes” las políticas inmigratorias de Biden

Adrian Carrasquillo
·5  min de lectura

GRUPOS defensores que empezaron el año sintiéndose cautelosamente optimistas con respecto a lo que la nueva administración estaba lista para proponer sobre la inmigración, ahora dicen que algunas políticas “se quedan gravemente cortas” y le piden al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que haga más para ayudar a los inmigrantes y que reduzca su persecución.

Más de 160 grupos dedicados a la inmigración y la justicia penal, que se extienden desde San Diego hasta Cleveland y Atlanta, dicen que simplemente deshacerse de la controvertida política de cero tolerancia de Donald Trump no es suficiente.

Estos piden que se le ponga fin a la Operación Streamline, la cual facilita las sentencias en masa en la Corte, una suspensión a las persecuciones por entrada no autorizada y reingreso, y que se acabe con los contratos del Departamento de Seguridad Nacional con las prisiones privadas.

“Es tan increíblemente decepcionante que Biden revirtiera la política de cero tolerancia, pero no les diera a los fiscales algún lineamiento de qué hacer para dejar de aceptar las ofensas relacionadas con la migración”, comentó Jacinta Gonzalez, de la organización defensora Mijente, la cual ayudó a iniciar la carta.

También lee: Biden anuncia que EU recibirá 125,000 refugiados por año, ocho veces más de lo actual

“Él dijo que eliminaría gradualmente las prisiones privadas, pero no dio por terminados los contratos con los centros de detención privados donde está encerrada la mayoría de los inmigrantes”, añadió.

Los activistas que hablaron con Newsweek dicen que sus demandas no son castillos en el aire: son una respuesta natural a que la administración de Biden ignore lo que estaba en las recomendaciones del cuerpo especial de unidad Biden-Sanders durante la campaña, las cuales incluían toda una serie de políticas relacionadas con la inmigración.

Por ejemplo, ponerle fin a la Operación Streamline —la cual incluye acarrear entre 80 a 90 personas, en su mayoría hombres latinoamericanos, a las cortes, a quienes se les pregunta cómo se declaran a unos cargos leídos en inglés, y luego sentenciados en un par de horas— está incluido en las recomendaciones del cuerpo especial. Y pidieron acabar con “las persecuciones masivas de individuos que cruzan la frontera sin importar los hechos y circunstancias de sus casos, a través de prácticas como la Operación Streamline, que les niegan a los individuos su derecho a una audiencia justa y el debido proceso”.

Te interesa: Grupos de activistas se unen para pedir a Biden el fin de la guerra de Corea

Las recomendaciones del cuerpo especial también pedían “terminar con el uso de las instalaciones de detención con fines de lucro y usar la detención como último recurso” y cambiar las prioridades en el presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional lejos de la detención y “a favor de medidas eficientes en costes, servicios de inmigración y acceso a defensorías”.

Sin embargo, Biden evitó deliberadamente el apoyar el fin de la criminalización del cruce fronterizo durante los debates de campaña, un reflejo de su postura desde hace tiempo, como senador y vicepresidente, de que la seguridad fronteriza también se debe incluir en las peticiones de una reforma migratoria.

“MI ADMINISTRACIÓN CONDENA LA TRAGEDIA HUMANA

Después de dos semanas de su investidura, el presidente ha propuesto una legislación amplia de inmigración que crearía una ruta a la ciudadanía para millones de inmigrantes indocumentados y firmó una serie de decretos presidenciales, incluido el fortalecer el programa DACA de la época de Obama y detener la construcción de un muro a lo lago de la frontera sur.

La Casa Blanca se negó a abordar las preguntas específicas de la carta, haciéndole ver a Newsweek una declaración de la semana pasada, la cual decía que el decreto presidencial toca las prisiones operadas por el Departamento de Justicia, no aquellas administradas por agencias adicionales, añadiendo a su vez que la administración de Biden tomará acciones adicionales en un futuro relacionadas con la detención de inmigrantes indocumentados.

Con respecto a la cero tolerancia y la separación de familias, la Casa Blanca señaló los comentarios de Biden mientras firmaba el decreto presidencial la semana pasada, de que “mi administración condena la tragedia humana que ocurrió cuando nuestras leyes inmigratorias se usaron para separar intencionalmente a los niños de sus padres o tutores legales (familias), incluido el uso de la política de cero tolerancia”.

Los activistas le expresaron a Newsweek que continuarán luchando junto con la administración en ciertas cosas, como defender la moratoria por 100 días de las deportaciones que está atascada en la Corte, pero deben continuar presionando a Biden cuando sientan que no hace lo suficiente.

No te pierdas: Biden firmará decreto para agilizar la naturalización de 9 millones de inmigrantes

“Para crear un sistema de inmigración justo y digno tenemos que abandonar la crueldad como elemento disuasorio o no vamos a llegar muy lejos”, comentó Gonzalez a Newsweek. “Entendemos que la moratoria está siendo atacada y tenemos que combatir el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, pero necesitamos un compromiso de parte de esta administración de que se están alejando de la retórica y las políticas que son tan dañinas”.

“Ponerle fin al memorándum de cero tolerancia y relegar la época de Trump a las cenizas de la historia es increíblemente importante”, dijo Jesse Franzblau, un alto analista político del Centro Nacional de Justicia Inmigrante, quien también estuvo entre los activistas que redactaron la carta. Pero añadió que quitarle la prioridad a las persecuciones también incluye revocar el memorándum de Jeff Sessions de abril de 2017 sobre la persecución criminal a la inmigración.

“Es un asunto de alta prioridad porque la gente sigue sufriendo”, comentó.

Los defensores querían darle a la administración de Biden el beneficio de la duda porque este se había comprometido a hacer avanzar una plataforma inmigratoria basada en la justicia racial, dijo Julie Mao, subdirectora de Just Futures Law, quien también ayudó a escribir la carta.

También lee: Juzgado de Texas bloquea temporalmente la suspensión de deportaciones impulsada por Biden

La activista añadió que los decretos presidenciales y las declaraciones públicas de la Casa Blanca sobre la separación de las familias eran un “primer paso positivo”, pero la realidad es que las persecuciones en marcha se basan en memoranda y políticas existentes que él tiene el poder de revertir.

“Las familias seguirán siendo separadas”, advirtió Mao. “Este es el Departamento de Justicia de Biden ahora, y él será responsable de separar familias. Así, tiene que haber una acción adicional para detener estas persecuciones y evitar que la aceleración siga adelante”. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek