El beneficio neto del grupo Volkswagen se reduce un 87 % hasta septiembre

Agencia EFE
·3  min de lectura

Fráncfort (Alemania), 29 oct (EFE).- El grupo Volkswagen retoma los beneficios en los nueve primeros meses, con un resultado neto atribuido de 1.382 millones de euros, aunque es un 87 % inferior al de un año antes, afectado por el impacto de la pandemia de la COVID-19 en la demanda y las ventas.

Volkswagen informó este jueves de que la facturación atenúa su descenso y alcanza entre enero y septiembre 155.486 millones, un 16,7 % menos respecto al año anterior.

Las entregas a clientes suman 6,5 millones de unidades (-18,7%), tras mantenerse estables en el tercer trimestre.

El grupo tuvo en los tres primeros trimestres un resultado operativo de 1.693 millones (-87,5 %).

Volkswagen vuelve a tener beneficio tras haber sufrido en el primer semestre una pérdida neta atribuida de 1.200 millones (beneficio de 6.875 millones un año antes).

"El negocio del grupo Volkswagen estuvo muy perjudicado en los nueve primeros meses del ejercicio por la pandemia de la COVID-19, pero en el tercer trimestre se ha recuperado notablemente" en los principales mercados, especialmente en China, dijo la compañía en un comunicado.

La caída de las entregas, facturación y del resultado ha sido en el tercer trimestre notablemente más moderada que en el primer semestre.

Además, el grupo VW ha reducido costes, asegurado liquidez y reducido los fondos en el capital circulante.

La posición de liquidez de la división de automoción se mantiene sólida con 24.848 millones al cierre de los nueve primeros meses.

También tuvo unos extraordinarios negativos por la manipulación del diésel de 700 millones, mucho más bajos que el año pasado, (-1.300 millones de euros un año antes).

El flujo de caja neto de la división automovilística tuvo una entrada de 1.400 millones a finales de septiembre (8.600 millones un año antes), y frente a la salida de 4.800 millones a finales de junio de este año, lo que refleja la normalización del capital circulante en el tercer trimestre.

El director Financiero y de Tecnología de la Información del grupo, Frank Witter, dijo que "el negocio continuó muy impactado por la pandemia de la COVID-19 en los nueve primeros meses", pero destacó que se produjo una "clara recuperación" en el tercer trimestre, que muestra los robustamente que está posicionada la compañía.

Witter se mostró cautelosamente optimista en poder seguir estabilizando el negocio en lo que queda de año.

El grupo confirma que prevé cerrar 2020 con un resultado operativo positivo, aunque mucho más bajo que en 2019.

La marca VW tuvo en los tres primeros trimestres una pérdida operativa de 969 millones, frente al beneficio de 3.152 millones un año antes.

Audi registró un resultado operativo de 222 millones (3.239 millones un año antes), mientras Porsche ganó 1.884 millones (3.200 millones).

Seat ha sufrido hasta septiembre una pérdida operativa de 290 millones, frente al beneficio de 248 millones un año antes, pero en el tercer trimestre los resultados mejoraron significativamente gracias a un impacto menor de la COVID-19 en este periodo.

También han tenido pérdidas la marca de lujo Bentley, los vehículos comerciales y el fabricante de camiones MAN.

(c) Agencia EFE