Republicanos presionan a Biden para rebajar plan alivio por 1,9 bln dlr contra COVID-19

Sarah N. Lynch y Jarrett Renshaw
·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Los senadores republicanos Mitt Romney y Susan Collins en Washington D. C.

Por Sarah N. Lynch y Jarrett Renshaw

WASHINGTON, 31 ene (Reuters) - Un grupo de diez senadores republicanos moderados instó el domingo al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a rebajar mucho su paquete de alivio de 1,9 billones de dólares contra el COVID-19 para lograr apoyo bipartidista en una semana en la que los demócratas aspiran a avanzar con sus planes.

Un alto asesor económico de la Casa Blanca mostró su voluntad de discutir las ideas presentadas por senadores republicanos que se refirieron a una alternativa por 600.000 millones de dólares, aunque indicó que Biden no está dispuesto a comprometer la necesidad de una legislación amplia para lidiar con la crisis de salud pública y la recesión económica.

"Está abierto a ideas vengan de donde vengan (...) Pero no va a comprometer la necesidad de moverse con rapidez sobre un enfoque amplio", dijo Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional, en el programa "Meet the Press" de NBC. "Un enfoque fragmentado (...) no es una receta para el éxito".

No quedó claro si el acercamiento de 10 de los 50 republicanos en la cámara de 100 escaños cambiará los planes de los demócratas al abordar la legislación en los próximos días. Biden y sus correligionarios pretenden usar su control en la Cámara de Representantes y el Senado para avanzar rápidamente en el objetivo principal del mandatario de lidiar con la pandemia.

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, dijo que la Cámara alta empezará los trabajos la próxima semana. La presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, dijo que el Congreso completará un paso preliminar antes del final de la semana.

El Congreso aprobó un paquete de alivio por 4 billones de dólares contra el COVID-19 el año pasado.

La aprobación de la legislación no solo impactaría a los ciudadanos y los negocios que han sufrido durante una pandemia que ha acabado con la vida de unas 440.000 personas en Estados Unidos, sino que también pondría a prueba temprano la promesa de Biden de trabajar para superar la división partidista en Washington.

Biden, que asumió el cargo el 20 de enero, ha propuesto 160.000 millones de dólares para vacunas y pruebas, 170.000 millones de dólares para colegios y universidades, y fondos para entregar a determinados ciudadanos cheques de estímulo por 1.400 dólares, entre otras provisiones.

Algunos republicanos han puesto en duda el monto total, mientras que otros pidieron medidas más enfocadas, sobre todo en lo referente a los pagos directos a las personas.

En su carta, Susan Collins, Lisa Murkowski, Mitt Romney y otros siete senadores pidieron una reunión a Biden y dijeron que su plan de compromiso podría ser aprobado con celeridad con apoyo bipartidista, prometiendo más detalles el lunes.

Según afirmaron, su propuesta incluye más asistencia enfocada para familias necesitadas y fondos adicionales para pequeñas empresas, y mantienen los 160.000 millones de dólares propuestos por Biden para impulsar la vacunación y los tests. También se refirieron al dinero no gastado en los planes de alivio previos contra el COVID-19.

"Estamos enfocados con las necesidades del pueblo estadounidense", dijo el senador Bill Cassidy, uno de los 10 senadores, en el programa "Fox News Sunday".

Cassidy agregó que su plan incluye menos financiación escolar, porque muchos colegios privados ya han reabierto y "el problema real son las escuelas públicas" y "los sindicatos que dicen a los profesores que no vayan a trabajar".

(Escrito por Susan Heavey; editado en español por Carlos Serrano)