Grupo opuesto al alza de tarifas de FPL apela ante la Corte Suprema de la Florida

·4  min de lectura
WALTER MICHOT /Miami Herald file photo

Un grupo que desafió el plan de Florida Power & Light (FPL) de aumentar las tarifas eléctricas base trata de echar atrás la medida en la Corte Suprema del estado.

El grupo, Floridians Against Increased Rates, presentó esta semana un aviso de que está apelando a la decisión de la Comisión de Servicios Públicos del estado de aprobar un acuerdo que llevará a los aumentos en las tarifas de FPL a partir de enero.

Como es común, el aviso no detalló los argumentos que el grupo presentará en la Corte Suprema, pero luchó contra FPL varios meses durante el caso de las tarifas, incluyendo un intento de la empresa de servicios públicos de bloquear su intervención en el caso.

“La naturaleza de la apelación es una orden final de la Comisión de Servicios Públicos de la Florida que autoriza a Florida Power & Light a aumentar sus tarifas y, por lo tanto, a cobrar a sus clientes varios miles de millones de dólares en cargos de tarifas básicas adicionales durante los próximos cuatro años, y también a implementar ciertas medidas de contabilidad y programas de gastos que afectarán sustancialmente a los clientes de la empresa de servicios públicos”, dice la notificación, presentada el lunes ante la Comisión.

En octubre, la Comisión de Servicios Públicos aprobó por unanimidad el acuerdo sobre las tarifas, al que FPL llegó junto con la Oficina del Asesoramiento Público y varias organizaciones que participaron en el caso. La Oficina del Asesoramiento Público representa a los consumidores en cuestiones de servicios públicos.

Bajo el acuerdo de cuatro años, la FPL podrá aumentar las tarifas en 2022 para generar $692 millones adicionales en ingresos anuales, seguido de aumentos en 2023 que generarán $560 millones en ingresos anuales. Se prevén aumentos adicionales en 2024 y 2025 para poder pagar los proyectos solares.

El plan también implica la integración de las tarifas de FPL y Gulf Power del noroeste de la Florida, que se fusionaron. Esto implica lo que se describe como una “cláusula de transición” para tener en cuenta las tarifas sustancialmente diferentes que FPL y Gulf han cobrado. El resultado será que los clientes del noroeste de la Florida pagarán más que los clientes de FPL en otras zonas.

En una orden escrita del 2 de diciembre que llevó a cabo su votación de octubre, la Comisión de Servicios Públicos dijo que ninguna “de las partes de este caso ha cuestionado o presentado pruebas que indiquen que la calidad general del servicio, el rendimiento y la respuesta a los apagones de FPL no es excepcional”.

“Habiendo revisado todos los escritos y pruebas presentados encontramos que, cuando se toma en su conjunto, el acuerdo de 2021 proporciona una solución razonable de todas las cuestiones planteadas, establece tarifas que son justas, equitativas y razonables y está en el interés público”, indica la orden. “Por lo tanto, se aprueba el acuerdo de 2021”.

Pero en un escrito presentado antes de la votación de octubre, Floridians Against Increased Rates —FAIR, como se le conoce— argumentó que la empresa de servicios públicos estaba tratando de obtener miles de millones de dólares del “dinero de sus clientes que no necesita”.

“Tal vez el peor aspecto del acuerdo de conciliación es que la mayoría, si no es que todos, de estos aumentos no son necesarios para que FPL cumpla con su obligación de proporcionar un servicio seguro y confiable al menor costo posible”, señala el informe del grupo. “La FPL puede y debe proporcionar el servicio en 2022 con tarifas no mayores a sus tarifas actuales”.

Pero en otro informe de octubre, la FPL dijo que el acuerdo era de interés público.

“En primer lugar, el acuerdo de conciliación proporciona a todos los clientes de la FPL —es decir, los que están dentro delas antiguas áreas de servicio de FPL y Gulf— estabilidad y previsibilidad con respecto a sus tarifas de electricidad, al tiempo que permite a la FPL mantener la fortaleza financiera para realizar las inversiones necesarias para proporcionar a los clientes, de forma segura, la fiabilidad y el servicio superiores que han llegado a esperar y que han sido facilitados por los acuerdos de tarifas plurianuales anteriores aprobados por esta comisión”, indica el escrito de la empresa de servicios públicos. “En segundo lugar, el acuerdo aumenta la cantidad de energía solar libre de emisiones y de combustible que estará disponible para servir a todos los clientes de FPL de forma rentable”.

Mientras que los grupos que representan a los clientes intervienen regularmente en cuestiones de servicios públicos, la Florida Power & Light trató sin éxito de mantener a FAIR fuera del caso de la tasa. FPL argumentó, en parte, que el grupo sin ánimo de lucro era una organización “fantasma”, y cuestionó su composición y sus finanzas.

Pero en la orden del 2 de diciembre, la Comisión de Servicios Públicos concluyó que FAIR, que se constituyó en marzo, “demostró su capacidad de asociación” para participar en el caso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.