Grupo juvenil opositor apoyará a candidatos de Alianza Ciudadana de Nicaragua

Agencia EFE
·3  min de lectura

Managua, 11 mar (EFE).- La denominada Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), compuesta por jóvenes disidentes, anunció este jueves que apoyarán a los candidatos de la Alianza Ciudadana en las elecciones generales de noviembre próximo en Nicaragua.

La Alianza Ciudadana está integrada por el partido Ciudadanos por la Libertad y el organismo Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que fue la contraparte del Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega en las mesas de negociaciones con las que se buscaba una salida pacífica a la crisis sociopolítica que estalló en abril de 2018.

"Los únicos candidatos que vamos a tener como centro de la discusión van a hacer aquellos que participen de este proceso de la plataforma que estamos apoyando (Alianza Ciudadana)", dijo en teleconferencia de prensa Max Jerez, dirigente de AUN.

Hasta ahora los aspirantes a la Presidencia por la Alianza Ciudadana son el economista Juan Sebastián Chamorro, sobrino político de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), y el catedrático Arturo Cruz, quien fue embajador en Estados Unidos del Gobierno de Ortega entre 2007 y 2009.

Chamorro, de 50 años, renunció en enero pasado a su cargo de director ejecutivo de la Alianza Cívica por Justicia y la Democracia para dedicar tiempo a sus aspiraciones a la Presidencia en los comicios del 7 de noviembre próximo.

Fue viceministro de Hacienda y Crédito Público, y secretario de Coordinación y Estrategia en la Administración de Enrique Bolaños (2002-2007); de 2014 a 2019 dirigió la no gubernamental Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), un centro de pensamiento independiente; y también fue director del programa estadounidense Cuenta Reto del Milenio en Nicaragua.

En tanto, Cruz, de 67 años, es académico del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), prestigioso analista político, y exembajador en Washington (2007-2009).

Es hijo del exmiembro de Junta de Reconstrucción Nacional y luchador antisomocista, el fallecido Arturo Cruz Porras, que también fue embajador de Nicaragua en Estados Unidos durante el primer régimen sandinista (1979-1990).

DESCARTAN PRESENTAR CANDIDATO JOVEN

Por tanto, la AUN descartó proponer a un candidato joven para enfrentar al presidente Ortega, de 75 años, en las elecciones generales de noviembre próximo, en las que el mandatario, en el poder desde enero de 2007, buscará una nueva reelección, la tercera consecutiva.

"No tenemos propuestas (candidatos a la Presidencia). Creemos que hay suficientes propuestas y alternativas, y van a ser ampliamente discutidas y presentadas ante la Alianza Ciudadana", explicó Jerez.

Al ser cuestionados por periodistas sobre la participación de Cruz en el Gobierno sandinista, la AUN defendió su posición.

"Creemos que lo que se necesita es que más personas abandonen el Frente Sandinista (de Liberación Nacional), sólo así vamos a poder obtener un triunfo", respondió Douglas Castro, otro de los dirigentes de la AUN.

Tanto Cruz como la Alianza Ciudadana se han negado a responder diferentes solicitudes de la denominada Comisión de Buena Voluntad, integrada por el académico Carlos Tünnermann Bernheim, el empresario radial y excandidato a la presidencia Fabio Gadea, y el lanzador de la Major Baseball League (MLB) Dennis Martínez, que busca que la oposición se una en un solo bloque y emerja con un candidato único, que sea la contraparte de Ortega, a más tardar a finales de mes.

AUN forma parte de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que ha hecho alianza con CxL.

CxL ha sido criticado por otros sectores de la oposición por haber participado junto con el oficialista FSLN en las elecciones de las regiones autónomas del Caribe en 2018, en medio de la crisis sociopolítica que dejó cientos de muertos, detenidos y decenas de miles en el exilio.

Las elecciones presidenciales de Nicaragua están previstas para el 7 de noviembre próximo, y en ellas Ortega, al que los opositores califican de dictador, se jugará 42 años de dominio casi absoluto de la política nicaragüense.

(c) Agencia EFE